La actriz sabe gestionar un proyecto cultural. Cotidianamente lucha para sacar adelante una de las salas emblemáticas de nuestra ciudad: el Salón Auditórium Dr. Rafael Villagrán, ubicado en donde funcionara el Ministerio de Salud Pública de la provincia.
A mediados de año Parodi fue invitada a Cuba para presentar allí la obra "Yo tengo un brillante", del autor cubano Nicolás Dorr.
Allí llevó su monólogo que fue presentado en la Casa del Alba Cultural, en La Habana. Dorr comentó en esa oportunidad -según la prensa cubana- que "esta versión (la de Parodi) está concebida como ninguna de las anteriores".
¿Cuál fue la recepción que tuvo en el público cubano su interpreta
ción de un autor que allá es local?

El autor de la obra, Nicolás Dorr, se arrodilló ante mí en el escenario y me besó la mano. El público reaccionó muy bien y me brindó una ovación, lo que es muy gratificante para un artista. Me atendieron maravillosamente y guardo un hermoso recuerdo de mi visita.
¿Volverá a presentarla en Salta?
La obra ya la bajé de cartel. Actualmente lo que más tiempo me insume es la administración de la sala. Nos llegaron facturas de luz por siete mil pesos y se hace muy difícil llevar adelante el proyecto.
¿La crisis económica se nota en la cantidad de gente que acude a un espectáculo?
La crisis se siente en el teatro por la alta facturación de los servicios (cómo la luz) y además ha mermado el público. También hemos bajado el precio de las entradas. No queda otra que acompañar el momento. Algunas funciones tienen mucho público, otras no, pero siempre tengo algún proyecto. A la sala la vamos a mantener a capa y espada, para nosotros lo valioso es que el 95 por ciento de las presentaciones corresponden a artistas locales e independientes.
¿Existe algún apoyo oficial para mantener la sala?
La sala tiene un subsidio del Instituto Nacional del Teatro, pero muchas veces, cuando llega, ya es un poco tarde.
Tenemos en el año unas ochenta funciones aproximadamente y unos tres mil espectadores por año, lo que nos da un promedio bastante bajo. En estos momentos nos ayuda mucho el trabajo de los colegios y la asistencia de los estudiantes que además preparan proyectos para sus materias. Realmente seguimos trabajando por amor al arte y todavía hay gente que nos pide entradas de favor...

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora