Un basural que lleva años a un costado de la ruta nacional 34, en el acceso a la ruta 14, hizo que "la mejor agua del mundo" se convierta en poco tiempo en "la peor de todas". Contaminada, sucia e imposible de tomar, pero que los habitantes de Saucelito deben beber. "Porque si no nos morimos de sed, no nos queda otra", señaló José Villarreal.
Pese a que los habitantes hacen hervir el agua, los problemas de salud se suceden por la contaminación. Muchos de los chicos que viven en Saucelito tienen problemas en la piel por beber el agua contaminada.
"Vengo peleando desde hace muchísimo tiempo. Este basural que tenemos a solo 400 metros del pozo y que ya ha contaminado todas las napas, hizo que hoy el agua salga con mucha turbiedad. Sucia. Muchas veces de color negra. Es intomable. Yo tengo la precaución de hervirla antes de consumirla, pero acá muchos no tienen ni para eso", remarcó una vez más el vecino.

Enterraron la basura

"Hemos denunciado durante todos estos años la existencia del basural. Acá se tira de todo. Y la única solución que nos dieron fue esconder la basura en vez de erradicarla de una sola vez. Cavaron un pozo de un kilómetro y enterraron toda la basura. Esto hizo que de a poco las napas se vayan contaminando y el agua salga de la manera que están viendo en las fotos", relató el hombre.
El vecino indicó además que "yo ya tengo problemas de riñones a raíz de consumir esta agua y muchos chicos tienen ronchas en la piel. Acá hay una escuela, y unas 25 familias pero parece que a nadie le importa", describió amargado.
Villarreal expuso que "hace unos años atrás, nosotros teníamos la mejor agua del mundo. Cristalina, limpia, y en óptimo estado para beberla y consumirla. Hoy esa realidad se terminó por este basural que venimos denunciando desde años y nadie nos da una solución. No nos dan pelota".

Denunciaron en todos lados

Y describió todas las denuncias que hicieron: "A Derechos Humanos, a Recursos Hídricos, a la Municipalidad. Acá vinieron una vez y sacaron una muestra y nos dijeron que el agua estaba en condiciones de ser consumida. ¿A usted le parece que puede ser así con el color que tiene?", remarcó.
Y dio otro ejemplo: "Cuando uno termina de cocinar o hervir agua, las ollas quedan negras en el fondo. Esto es inhumano. Los habitantes de este pueblo tenemos el derecho de vivir mejor".

Trabajos mal hechos

Por último, el vecino relató que "hace unos días vinieron a limpiar los tachos, pero no limpiaron los caños. ¿De qué sirve que limpien los tanques si las cañerías están todas sucias? Nos están tomando el pelo, eso es lo que sentimos todos acá. Hay que hacer un trabajo prolijo si no, es lo mismo que no hacer nada porque seguimos en la misma situación que antes".
"Nosotros estamos pidiendo por favor que este basurero no exista más. Que se recicle todo lo que se tira y que viene de Colonia Santa Rosa. Que se haga un tratamiento de saneamiento, pero no encontramos ningún tipo de respuesta a nuestros pedidos".
"Estoy luchando por mis vecinos, por mi familia y por mis hijos. No voy a parar hasta que consiga que nos devuelvan la calidad del agua que teníamos antes de que exista el basural", señaló para finalizar.

Denuncias sin respuesta

Denunciaron la situación a Derechos Humanos, a Recursos Hídricos y a la Municipalidad. "Acá vinieron y sacaron una muestra. Luego nos dijeron que el agua estaba apta".


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora