Un camión procedente del norte provincial con destino a la ciudad de Salta es detenido por personal de la Dirección General de Rentas (DGR) y la Policía de la Provincia en la ruta provincial 5, en cercanías de la localidad de Río del Valle. La mercadería transportada es interceptada por uno de los controles que se realizan habitualmente en las rutas provinciales. Después de que los inspectores efectúan el control de cargas, personal de Rentas constata irregularidades en la documentación de la mercadería, además de la falta de facturación. En ese allanamiento, realizado en los primeros días de agosto se secuestraron 411 bultos que contenían ropa y calzados valuados en dos millones y medio de pesos.
En Salta, durante los primeros siete meses del año, la cantidad de incautaciones creció un 57% si lo comparamos con el mismo períodos pero del 2015. Hasta el 31 de julio de 2016 se decomisaron 468 cargamentos ilegales, mientras que en la misma fecha, pero del año pasado, se realizaron 297 procedimientos.
Durante el lapso de un año personal de la Dirección General de Rentas realiza cientos de procedimientos en las rutas salteñas intentando detectar la mercadería ilegal que ingresa a la provincia.
Entre los productos que se contrabandean se pueden encontrar desde los más irrisorios como bicarbonato de sodio hasta electrónicos como celulares de alta gama.

Zonas calientes

Dentro de los puestos fijos que tiene la Dirección General de Rentas, El Naranjo, en Rosario de la Frontera, es el punto más caliente del mapa. Hasta el 31 de julio se habían realizado allí 176 incautaciones de mercadería. En el segundo puesto se ubica Salvador Mazza con 71 y El Quebrachal con 31. En la capital de Salta, en distintos puntos de la ciudad, se realizaron 99 decomisos con el puesto móvil que tiene el organismo.
Los puntos de controles de la DGR tienen una intensa actividad. En los primeros siete meses del año se habían realizado 38.130 relevamientos entre los seis puestos que tiene el organismo.
Eso quiere decir que se labraron casi 180 actas por día.
En el ránking de los puestos que más trabajo tienen se encuentra en primer lugar El Naranjo con 16.481 relevamientos en siete meses (78 por día). Le siguen Salvador Mazza con 9.939 (47 por día) y con 8.858 (41 por día) el expeaje de Aunor. El resto se lo dividen entre El Quebrachal, Vaqueros y el puesto móvil.

Flojo de papeles

La falta de documentación y facturación que especifiquen el origen y el destino final de la mercadería son los motivos más frecuentes por los que el ente recaudatorio tiene la posibilidad de realizar la incautación de una mercadería.
Según Facundo Furió, director general de Rentas, en los procedimientos de control los principales productos que se intenta contrabandear son indumentaria y calzado. Por lo general este tipo de mercadería busca inyectarse en el circuito de comercio ilegal que termina siendo vendida en ferias o por manteros.
Con estos operativos, explicó Furió, lo que se busca es combatir el comercio ilegal que se da en ferias o la calle, atacando al que distribuye la mercadería y yendo contra el punto de venta que puede ser la parte más vulnerable o la más sensible de la cadena del comercio ilegal (mantero).

Venta callejera

Según el informe realizado por la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en el segundo trimestre de 2016, la venta ilegal callejera a nivel nacional registró una baja interanual de 34,8% respecto al segundo trimestre de 2015. Este relevamiento surge a partir de la cantidad de puestos que se observaron en distintas localidades del país como Buenos Aires, Rosario, Salta, Neuquén, Posadas, Mendoza, Paraná, Santa Fe y San Miguel de Tucumán. Esta merma, según la CAC, obedece a que en los últimos meses se intensificaron los operativos de control en distintos puntos del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


mauricio mauricio
mauricio mauricio · Hace 20 días

lo que pasa es que antes estaban todos prendidos y todos los politicos k robaban.y ahora urtu tiene secuestrar la mercaderia ilegal o si no le va a ir igual que a su amiga la cris

Se está leyendo ahora