Hace casi un mes, Sandra Gabriela Vilte sufrió el incendio de su casa en Finca Valdivia.
Afortunadamente, ni ella ni sus tres hijos sufrieron heridas durante el hecho, pero las llamas arrasaron con buena parte de su vivienda, ubicada en la manzana 616 del mencionado barrio.
El siniestro despertó la sensibilidad de los vecinos y movilizó a un grupo de policías de la comisaría 15 de San Remo, que en aquel momento se comprometieron a ayudar en lo que pudieran.
Ayer, en su día libre, doce de estos servidores públicos se apostaron a las siete de la mañana en el domicilio de Gabriela, quien vio como en el transcurso de la mañana sus paredes dejaban atrás el negro con que la desgracia las había pintado y se vestían de un color pastel a tono con la primavera.
"Justo ese domingo habían cortado el agua", recordó Gabriela, "los vecinos empezaron a intentar apagar el fuego con arena, pero fue inútil", completó.
El incendio afectó principalmente la cocina y una habitación, a la que hubo que reconstruir por completo.
"Cuesta un montón, pero con ayuda siempre es más fácil volver a empezar", aseguró la damnificada que además del trabajo de pintura y de limpieza de escombros que realizaron los agentes, recibió donaciones de ropa y vajilla a través de la Comisaría.
La iniciativa surgió de la Operadora Comunitaria, Agente Marcela Cari, que llevó la inquietud a los Comisarios Inspectores Tito Tolaba y Lisandro Cejas, que no solo apoyaron la idea sino que se comprometieron.

El trabajo

Justamente Cejas, a cargo de la sección 7A, pintaba la medianera cuando El Tribuno arribó al lugar.
"No es la primera vez que lo hacemos, es importante ayudar a la comunidad", comentó.
Agentes de la zona que incluyen a los barrios Parque, Limache, Valdivia y otros de la zona realizan diferentes tareas para mejorar la situación de los vecinos de la comunidad.
"La semana pasada fuimos a desmalezar una zona cerca de Barrio Parque, donde se escondían motochorros", comentó.
Pero el soporte no vino solo desde las fuerzas policiales, Gabriela se preocupó en remarcar que desde la Cooperadora Asistencial le dieron cama, colchones, puertas y ventanas y que la Secretaría de Recursos Humanos le ayudaron con chapas y con un subsidio de $1.000 por mes.
Asimismo, la mujer agradeció el apoyo del diputado Matías Posadas.

El siniestro

El incendio ocurrió el 12 de setiembre pasado por la mañana. En la vivienda solo estaban los dos hijos menores de Gabriela, Ángel, de siete años, y Gabriel, de ocho. Mientras que su madre había salido a llevar a su hija Carolina, de 13 años, a misa.
Según relató uno de los menores, la luz se cortó y vio un fogonazo en la habitación de su madre.
El cortocircuito habría causado que saltaran chispas al colchón nuevo, que aún tenía el plástico puesto. Alertados por los gritos de los niños, y una vez que estos fueron puestos a salvo, los vecinos intentaron apagar el incendio tirando jarras con agua, pero el plástico no se apagaba.
Las llamas no tardaron en expandirse. Se quemaron un juego de dormitorio, un ropero, un televisor, ropa, útiles de los niños, entre otros bienes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


avalos lerma
avalos lerma · Hace 1 mes

ferlicidades Dios los bendiga, buen ejemplo!

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 1 mes

QUE BUENO ES SABER QUE HAY POLICIAS SOLIDARIOS Y BUENOS, FELICITACIONES .

NESTOR ARCE
NESTOR ARCE · Hace 1 mes

la verdad q esto se producira una cadena de cosas que desde la policia ara ahora q efectivos policiales deberan regalar el tiempo q quede libre por lo menos horas para la comunidad en conclusiom seran mas esclavos del gobiernon

franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 1 mes

Muy buena la actitud. Ustedes son personas con real vocación de servicio.ojalá la vida los llene de satisfacciones.gracias

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

FELICITACIONES. Y gracias por el ejemplo.


Se está leyendo ahora