Vaqueros lanzó la campaña de descacharrado 2016 para combatir al mosquito vector del dengue, aunque en realidad la tarea comenzó tiempo antes con información concientizadora, en un contexto de actividad preventiva que involucró a buena parte de los municipios salteños.
En la campaña pasada la comuna hizo 25 cargas, parte de ellas con chatarra que estaba abandonada desde hace mucho tiempo.
Esta vez, en el día del inicio del plan, las cargas superaron esa cifra.
"Solo en un día hicimos 30 viajes con basura de todo tipo, porque en estos operativos hay una mezcla de elementos de los que se desprenden los vecinos aprovechando el transporte desde la puerta de sus casas", explicó Daniel Moreno, intendente de la localidad.
Destacó la participación de la Gendarmería, Policía provincial, el centro de salud a través de los agentes sanitarios, bomberos voluntarios y todos los empleados municipales.
Moreno anticipó que la tarea continuará hasta el martes próximo, aunque no descartó tener jornadas de refuerzo según las necesidades.
"La gente es muy accesible y coopera sacando a la puerta de sus casas lo que ya no necesita y que, de permanecer a la intemperie, puede convertirse en un depósito de larvas. La colaboración es lo más importante, porque es la forma en que los municipios pueden avanzar en todo sentido. Sin la ayuda de los vecinos no podremos crecer". remarcó Moreno.

Los recursos

Este fue el primer operativo del año y partió con más de 100 personas, quienes acompañadas de 8 camiones recolectores de chatarra, cacharros y basura, recorren barrios y sectores aledaños.
Fue en el Paseo Monti de la localidad que Moreno, junto al ministro de Salud Pública, Roque Mascarello, lanzaron la campaña de descacharrado para combatir al mosquito transmisor.
En la oportunidad, Mascarello expresó que "estamos logrando comunicar a la gente de distintos puntos de la provincia la importancia de estas acciones. Esta no es solo una campaña de limpieza, es un campaña de concientización".
En esa oportunidad, el intendente ratificó las palabras del ministro y agregó que "las tareas de prevención del dengue, zika y chikungunya debe hacerse entre todos".
Además indicó que "cada uno, desde su lugar, aportará para impedir la reproducción del mosquito vector, el Aedes aegypti. Es la única manera que tenemos de combatir las enfermedades".
El trabajo partió desde la cancha de San Cayetano con una logística previamente diagramada para que el personal involucrado y los vecinos conozcan los detalles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora