A las 5 de la madrugada de hoy, guardiacárceles de la Unidad Penitenciaria Nº 5 de la ciudad de Tartagal, encontraron a Ramón Roberto Nieto, pendiendo de un trapo que oficiaba de soga colgado de las rejas de la ventana de la celda.
Nieto estaba cumpliendo una pena por homicidio que había perpetrado en la ciudad de Embarcación.
A pesar de que a primera vista se sospecha de un suicidio, las autoridades del Penal abrieron una investigación interna para confirmar o descartar el suicidio.
De acuerdo a la autopsia realizada por los médicos legales, Nieto murió por asfixia mecánica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora