El auto del enfermero Leopoldo Federico Nuñez, apareció hoy en un canchón municipal. Se trata de un Renault Megane verde agua, al que buscaban desde el día del hecho.
El automovil fue hallado en un depósito de la Subsecretaría de Tránsito. Según la información que El Tribuno pudo obtener, el mismo estaba en el canchón municipal de la avenida Artigas al 300 y habría sido llevado allí entre el 3 y el 6 de septiembre, desde la calle Alvarado al 600. El fiscal Pablo Paz de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, explicó al respecto que "la fecha en que fue enviado al depósito es un aspecto que por ahora es motivo de confirmación, ya que si bien los registros indican una fecha, es necesario ratificar ese dato con una investigación más profunda".
Paz explicó que la búsqueda en los depósitos de vehículos de la Dirección de Tránsito Municipal estaba contemplada en un esquema de pesquisas que fue diagramado por los investigadores de la División Homicidios, ya que no se descartaba la idea de que podía haber sido levantado de la vía pública.
No obstante, y a medida que las posibilidades se iban descartando, se llegó hasta el depósito de calle Artigas, donde se logró ubicar el rodado. De inmediato, se acordonó el sector y peritos del CIF fueron convocados para realizar las pericias de rigor.
Hoy, cuando intervino el CIF al hacer las pericias de rigor habría encontrado en el interior distintos elementos. Luego, fue trasladado al depósito a las dependencias del Ministerio Público, ubicadas en Avenida Paraguay.
La víctima, un enfermero de 36 años, que residía en el barrio Castañares, trabajaba en la terapia intensiva pediátrica del Hospital Materno Infantil. Encontraron su cuerpo en la madrugada del día 4 de septiembre, en la vivienda que habitaba, con heridas de arma blanca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...