Tras un intenso operativo de búsqueda, finalmente hallaron el cuerpo del adolescente a unos 30 metros de la costa y a unos tres metros de profunidad, en el dique Campo Alegre. La tarea estuvo a cargo de personal de Lacustre, de la Policía de la Provincia, y de Bomberos.
Según trascendió Enrique Guaymás, de catorce años, estaba jugando a la pelota con su primo de 19 cuando ésta se fue al agua. Sin preocupaciones, el joven fue a buscarla, total ese sector era plano. Sin embargo la pelota se adentraba más hacia el centro del dique por lo que Enrique se adentró con ella hasta que se encontró con una barranca.
Fue en ese momento que comenzó a pedir auxilio y su primo fue desesperadamente a buscarlo hasta un sector en el que ninguno de los dos tocaba fondo. Para ese entonces, Enrique prácticamente no tenía fuerzas y su primo intentó infructuosamente sacarlo a flote considerando que veía una canoa acercarse hacia ellos. Sin embargo, en uno de esos intentos la corriente arrastró a Enrique sin que nada pudiera hacerse para socorrerlo.
El relato de los acontecimientos corresponde a Andrés Bloser, un joven de 19 años que fue el primero en llegar hasta la zona de emergencia tras el llamado de auxilio. Él es socio del club Regatas Güemes y en ese momento solo él estaba de los que saben manejar la lancha a motor, única embarcación de ese tipo en el dique.
En minutos, Bloser delimitó la zona en que podía encontrarse el cuerpo sumergido de Enrique y ayudó también a los efectivos de la Policía Lacustre cuando estos llegaron cinco minutos después. Hasta eso, no solo Enrique sino también algunos practicantes de kayak, buscaban con sus chalecos salvavidas a Enrique.
Tras esto, el joven deportista se acercó a la costa para acompañar a los familiares del adolescente ahogado, quienes se encontraban "sin consuelo alguno", según relató Andrés. Como pudieron le contaron que Enrique era de Molinos y estaba en ese momento de paseo con sus tíos. "Fue una situación realmente desesperante", concluyó.
Sin carteles de advertencia
No es la primera vez que alguien se ahoga en el dique de La Caldera ni que se viven situaciones de riesgo. Sin embargo, los veraneantes del lugar no toman las precauciones debidas al mismo tiempo que no hay nada que los advierta de los peligros del agua de ahí; ni siquiera un cartel.
"El dique tiene su grado de riesgo que se disminuiría tan solo si la gente usara chalecos salvavidas", detalló Bloser quien forma parte de una familia de navegantes.
Excepto en las costas del club, en el resto del dique no hay precaución a pesar de que rige una norma que impide entrar al agua sin chaleco. Sin embargo, ni acá ni en ningún otro dique de Salta la regla es usar chaleco salvavidas.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ruben diaz
ruben diaz · Hace 9 meses

Seguro no sabia nadar, no se que tanta corriente puede haber en ese dique

CrisAngel NewGenerations
CrisAngel NewGenerations · Hace 9 meses

la verdad que estuvimos toda la noche en el momento del sucedido no entiendo en que momento llegaron tanta gente .. cuando empezó todo eran solo 2 policías buscando y una lancha .. luego de eso paso como 2 horas para que llegue una camioneta de bomberos .. y la ambulancia segia sin aparecer .. hasta el ultimo momento jamas llego una ambulancia .. solo llego 3 patrulleros una camioneta de los bomberos ... que irresponsabilidad y lentitud del cuerpo de emergencia que antes una situación así tardaran como 4 horas en llegar al lugar es una vergüenza ... creo si hubieran atendido la emergencia con rapidez no hubieran tardado en encontrar al pobre muchacho .. desde las 18hs que empezo todo hasta las 22:30 solo habian 2 patrulleros .. que mal estubo todo eso, mis condolencia a la familia

ruben diaz
ruben diaz · Hace 9 meses

La ambulancia? ya fue

gio vergara
gio vergara · Hace 9 meses

Comparto comentario

Re KennethU
Re KennethU · Hace 9 meses

Si la gente que no sabe nadar no se metiera al agua habría muchos menos accidentes como este. Lo lamento por el pobre chico y su familia. Lo mejor que podrían hacer en lugar de prohibir es enseñar a nadar.


Se está leyendo ahora