La armonía de un lugar en aparente reposo sufrió un brusco cambio con el hallazgo de un cuerpo en el puesto Vaca Corral, perteneciente a la localidad de Angastaco. Félix Díaz, víctima identificada por la Policía, fue descubierto sin vida por un primo hermano oriundo de Catamarca, el viernes por la mañana. Yacía en la puerta de su casa con golpes en el rostro y un disparo de arma de fuego en su cuerpo. Indicios indicaban que la noche previa a su muerte había compartido un asado en su domicilio junto a otros hombres.
El cuerpo fue trasladado en burro hasta el paraje Pampallana Río Grande, a unos 140 kilómetros de Angastaco, donde fue revisado por el médico legal, quien certificó el disparo que Díaz recibió.
Según el diagnóstico del profesional, el cadáver presentaba un "orificio con arma de fuego región lateral dorsal izquierda sin orificio de salida".
Por disposición del fiscal penal número 2 de Graves Atentados, Rodrigo Gonzalo Miralpeix, trasladaron el cuerpo a la morgue del hospital de Cafayate para realizar la autopsia a cargo del personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).
Si bien se desconoce el autor del crimen, varias hipótesis surgieron al respecto. Un grupo de hombres desconocidos aparecen como sospechosos del crimen, ya que días previos al presunto homicidio habían realizado una compra de llamas a la víctima, quien se dedicaba a la venta de ganado. La noche anterior al descubrimiento del cuerpo los circunstanciales compradores compartieron un asado en la casa de Díaz. ¿Lo mataron para robarle? ¿Se emborracharon y discutieron? Son algunos de los supuestos a investigar.
Por órdenes del fiscal interviniste, al lugar llegó personal de la Brigada de Investigaciones, Criminalística, el CIF y efectivos pertenecientes a Catamarca. Revelar los motivos del supuesto crimen es el objetivo de las fuerzas. El hecho ocurrió en un inhóspito lugar donde las pocas personas que habitan la zona deben caminar varios kilómetros para llegar de un punto a otro. Otra muerte que genera nuevos interrogantes en su entorno, los golpes y el disparo recibido por Félix Díaz indican un posible homicidio.
El nuevo hallazgo de un cuerpo se suma en las últimas horas a lo ocurrido en La Caldera, donde encontraron sin vida a Ángel Calisaya, de 36 años, quien había desaparecido hacía más de una semana; o al femicidio en Salvador Mazza, donde Marianela Gracionis fue objeto de un despiadado crimen. Hechos que la Justicia local deberán investigar y no dejar impune.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia