Una granada de guerra fue encontrada esta mañana en un contenedor de basura ubicado en el barrio porteño de Chacarita, a pocos metros de la casa de la jueza de San Martín, Martina Forns, quien el mes pasado frenó el aumento de la tarifa de energía eléctrica.
Fuentes policiales aseguraron que el explosivo no tenía tren de fuego, por lo que no podía estallar.
La granada fue hallada dentro de una caja de cartón en el contenedor ubicado en la calle Roseti al 1000, a tres cuadras de la estación de trenes de la línea Urquiza. Tomó intervención la Policía Metropolitana, que instruyó actuaciones por "intimidación pública".
El caso quedó a cargo del juez Daniel Rafecas, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 3.
"Es una situación muy fea. Estoy preocupada por mi familia", señaló la magistrada esta mañana en diálogo con varios medios de comunicación. Dijo desconocer si la granada se trató de un mensaje intimidatorio en su contra, pero recordó que su fallo sobre la tarifa eléctrica tuvo mucha repercusión pública.
"El único fallo que se habló fue del mio y yo firmé el mismo fallo que se firmó en La Plata. He tenido indicadores de que no les ha gustado lo que dije", dijo la jueza.
Contó que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la llamó anoche para prometerle investigar a fondo el caso y recordó que su nombre fue mencionado ayer en el plenario de Diputados por parte del ministro de Energía, Juan José Aranguren.
"El ministro me ha mencionado y no dijo nada sobre el otro fallo. Creo que hay que bajar los decibeles", pidió la magistrada. Negó que se sienta "perseguida" por el Gobierno, pero admitió que su fallo generó muchas repercusiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 3 meses

Y.... asi se maneja este gobierno: Al mejor estilo Al Capone.


Se está leyendo ahora