Una jornada en la que respiró el entusiasmo y optimismo de los emprendedores de la región. Ellos asistieron ansiosos de nutrirse de nuevas experiencias, testimonios, contactos y capacitarse. En eso consistió el encuentro Endeavor Workshop que se realizó ayer en el Centro de Convenciones de Salta. Entre las figuras destacadas que participaron para contar sus experiencias estuvieron Tito Loizeau, fundador de la agencia Caramba!, y la chef Juliana López May. También estuvo el santiagueño Diego Noriega, creador de Alamaula.com y de Segundohogar.com.
Con charlas, mesas redondas para consultoras y otras específicas con expertos, los emprendedores escucharon atentamente. Mariano Merubia es uno de ellos. Es de San Salvador de Jujuy y participó del workshop junto a sus compañeros de trabajo. Ellos tienen una consultora de empresas en Jujuy. "Estamos participando de la jornada y lo que más me llamó la atención es el espíritu emprendedor con el que trabajan todos los que están aquí. Eso ayuda a ver oportunidades donde el resto no las ve por sí solo", explicó Mariano.
Mientras en los salones se realizaban en simultáneo un taller y consultorías con emprendedores reunidos en mesas redondas por temáticas, otros participantes recorrían los pasillos hablando con referentes de proyectos locales y de la región. Por ejemplo, Alejandra Alejo contó su experiencia en el emprendimiento en el Paseo Thuru Maki de San Antonio de los Cobres. Ella, junto a otras seis mujeres y sus familias, empezaron hace dos años, aunque vienen trabajando juntas hace cinco. Realizan artesanías y vajilla en arcilla. Esta última se moldea lista para ser usada en el microondas. "Lo que nosotros ofrecemos al visitante es que cada uno moldee su propia artesanía o su vajilla. Ahora también incorporamos ollas aptas para fuego", contó Alejandra. Esta es la primera vez en sus 37 años que emprende y la experiencia le resultó mejor de lo que esperaba. "Siempre hay prueba y error, pero lo importante es que contamos con el apoyo de las otras compañeras. Se ve que hay que hacer y se hace. El trabajo es compartido", explicó. Comentó también que en este nuevo camino tuvieron que capacitarse y organizarse en diferentes áreas.
Hay otros que se reconocen emprendedores acérrimos como Carlos y Carla Pauro, a cargo de un proyecto Cielo Verde en Chicoana, hace doce años. Ofrecen la posibilidad de hacer trekking, avistaje de aves y fotografiar la naturaleza. Además, desde 2012, lanzaron su propio vino "Los Los". "Siempre emprendimos, pero esto al principio lo pensamos como algo para concretar nuestros sueños, un lugar para pasar el día cuando nos jubilemos y de a poco se desarrolló este emprendimiento", contaron.
Desarrollar un proyecto vinculado a la naturaleza no fue difícil porque siempre vivieron en el campo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora