Ocurren muchos siniestros viales durante el carnaval, pero generalmente los autores pueden ser detectados en el lugar del hecho.
Esta vez, ocurrió lo contrario porque el conductor no quiso ser alcanzado por la ley.
Un vehículo que protagonizó un accidente en el que atropelló a seis personas, tres de las cuales murieron, a la salida de los festejos del carnaval de Ranchillos, fue encontrado por la policía enterrado en los fondos de una vivienda.
El lunes pasado a la madrugada un vehículo Renault 9 azul atropelló a seis personas sobre la ruta 302 y se dio a la fuga sin asistirlas.
Los peatones iban por el costado de la ruta al igual que varios grupos de jóvenes que salían del baile de carnaval y se dirigían de regreso a la capital.
Las víctimas del accidente fueron Maribel Sol Álvarez, de 13 años, quien murió en el instante; en tanto que Hugo Daniel Barrera, de 25, y Ramona Marcela Giménez, de 40, fallecieron momentos después.
Según los testigos, el conductor era una persona joven con una remera blanca a rayas, y los investigadores se abocaron a la búsqueda del vehículo en cuestión.
Finalmente, el vehículo fue hallado enterrado íntegramente dos metros bajo tierra en el fondo de una vivienda en La Tala, a unos 10 kilómetros del lugar del accidente, donde se sospecha vive el conductor que se dio a la fuga.
Tal cual informó el diario La Gaceta, en el lugar donde estaba enterrado el vehículo se intentó simular el ocultamiento del rodado a través del arado superficial de la tierra.
El automóvil estaba oculto bajo tierra, mientras que en el interior de la vivienda se encontraban el motor y las ruedas.
A raíz del allanamiento a la vivienda, cuatro hombres fueron detenidos: serían los dueños de la propiedad y familiares directos del sospechoso.
La causa a cargo del fiscal de instrucción penal de la IV nominación, Diego López Ávila, fue caratulada como triple homicidio culposo y se está tras la búsqueda del conductor, que tiene 31 años y ya fue identificado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora