Salta incrementó su caudal de ingresos por exportaciones en un 16,8% en relación con el primer semestre del año anterior. Uno de los aspectos preocupantes es en qué línea van esas exportaciones.
En una gran mayoría se trata de producciones primarias (PP) que, al no incorporar procesos productivos, en el tratamiento de materias primas no aumentan valor a las mercancías colocadas en el mercado exterior.
Ante esta situación, El Tribuno se comunicó con el presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Salta, Javier Cerúsico, con quien se tuvo un acotado diálogo por la estrecha agenda que el referente adujo tener.
"Estamos haciendo un fuerte trabajo en desarrollar nuevos mercados y recuperar los que habíamos perdido", aseguró Cerúsico, sin explayarse en cuáles serían unos y los otros. Según el Indec, el Mercosur y la Unión Europea son los mercados que más absorben las exportaciones salteñas, y, curiosamente, Corea demanda el equivalente a Chile, un país vecino no miembro del Mercado Común de los países del sudamericanos.
Esto último es un dato a tener en cuenta, porque los productos que salen desde Salta vía océano Pacífico viajan necesariamente hasta Chile, como la ruta más cercana y económica que es. Por ende, cabría esperar un mayor aprovechamiento de las relaciones comerciales con el enclave transandino. En ese sentido, una vez que se complete el corredor bioceánico -sobre todo en el tramo de Paraguay-, Salta disminuirá los alcances de la ventaja comparativa de estar más cerca de un puerto con salida al Pacífico.
La tendencia a incrementar las relaciones con la Unión Europea, línea que también impone el Gobierno nacional, ha sido criticada desde diversos sectores por no tener perspectiva sobre la coyuntura geopolítica actual: la zona euro se debilitó con la salida de Gran Bretaña, los cimbronazos griegos y los cortocircuitos entre las diversas posiciones ante la avanzada del Isis. China y los países del Asean (Asociación de Países del Sudeste Asiático) son economías en alza pero Salta y Argentina les están prestando menos atención que a las potencias tradicionales.
"El comercio exterior en Salta va creciendo después de las bajas que tuvimos a principio de año, cuando todavía no se había moderado el impacto de las nuevas medidas económicas tras el recambio en el gobierno", dijo Cerúsico, y reafirmó que "ahora estamos reacomodados con las nuevas políticas y el nuevo esquema para exportaciones que esta teniendo un resultado positivo".
Por último, el vocero de los exportadores comerciales, quien dijo estar de acuerdo con los rumbos actuales de la economía nacional, expresó su opinión sobre la situación de los granos, que a pesar de los reclamos y hectáreas sembradas no representan un gran aporte en términos de millones de dólares. La soja aporta menos del 10% del total de las utilidades por exportación, según estimaciones oficiales.
"El grano se mantuvo estable y ahora con las retenciones menos asfixiantes seguramente tendrá aún mayor crecimiento", expresó Cerúsico, en contraposición con los referentes agroexportadores locales, Ignacio Lupión de la Sociedad Rural y Ezequiel Vedoya de Prograno, quienes han venido anticipando que pese a la quita de retenciones, la falta de compensaciones a los fletes y la suba de los costos de producción amenazan con mantener bajos los réditos de la campaña 2016.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora