Golpearse, ahogarse o quemarse son algunos de los accidentes domésticos más frecuentes sufridos por niños. Sumado a los viales, el hospital Materno Infantil recibió entre septiembre y octubre de este año 2.377 casos, un 6% más que en el mismo período de 2015, que tuvo 2.241. Con niveles estables en cuanto a niños afectados por enfermedades respiratorias, los accidentes domésticos son por estas horas una de las causas de que una importante cantidad de pacientes concurran a la guardia del nosocomio capitalino. En su mayoría provenientes de distintos barrios de la ciudad de Salta, la franja etaria con más presencia son los niños entre los 5 y 7 años.
El interior de la vivienda, la escuela o la calle resultan, en ocasiones, el contexto propicio para que los pequeños padezcan algún hecho que pone en riesgo sus vidas.
Entre los percances con más consultas figuran las caídas, al correr, de la sillita de comer, de la bicicleta, la escalera y también con las piletas de lavar la ropa.
"Muchas veces se deja en manos de niños el cuidado de otros niños, y eso no puede suceder bajo ninguna circunstancia. Se dan situaciones en las que los hermanos mayores quedan a cargo de los más chicos, cuando en realidad el cuidado de todos debería estar bajo la responsabilidad de adultos", dijo a El Tribuno la directora de Gestión Clínica Pediátrica del hospital Materno Infantil, Susana Balcarce.
Para los especialistas, la prevención es la mejor herramienta para evitar algunos accidentes de estas características y que pueden tener serias consecuencias.
La libertad de movimiento para los niños es necesaria, pero para los expertos debe propiciarse sin perder de vista el control de las actividades que desarrollan.
"Los accidentes se pueden prevenir, y en este punto es muy necesario que los padres tomen conciencia. En el caso de las casas, es fundamental que los niños no queden solos", aseguró Balcarce.
Otras causas
Otra gran parte de los accidentes domésticos ocurren en las piletas de natación. En este contexto, desde el nosocomio se explicó que los mismos pueden darse tanto en una piscina como en un fuentón con agua, ya que ambos representan peligro para los niños sin la supervisión de un adulto.
La intoxicación por monóxido de carbono en la época invernal es otro de los motivos por lo que los niños son víctimas de accidentes. Además de los incendios involuntarios, que ocupan un lugar dentro de las historias con final trágico en Salta.
La gripe
De acuerdo a las curvas epidemiológicas observadas desde el hospital Materno Infantil, la gripe y otras afecciones respiratorias se evidencian en esta época, con días con temperaturas por debajo de lo normal.
En este sentido, la circulación viral en la provincia mostró la primera curva epidemiológica con pico de casos entre mayo y junio, con algunos otros brotes, menores que el primero, durante septiembre.
A medida que las temperaturas comienzan a subir, los cuadros de diarreas se ubican entre los motivos más frecuentes de consulta en el hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora