El Gobierno otorgó adelantos financieros a las provincias de Jujuy y Entre Ríos, por un monto total de 800 millones de pesos, para que ambas "puedan atender los compromisos más urgentes" en la ejecución de gastos y amortización de deudas.
Así se estableció a partir de dos decretos del Ministerio de Hacienda y Finanzas, publicados en el Boletín Oficial.
Estas provincias se encuentran entre las que más asistencias financieras recibieron en estos primeros meses del año y luego de la reunión que mantuviera Rogelio Frigerio, Ministro del Interior con los gobernadores.
Según el Poder Ejecutivo, Jujuy percibirá 500 millones de pesos, mientras que Entre Ríos, 300 millones de pesos.
De acuerdo a los montos recibidos por las provincias en lo que va del año, se trata de la cuarta asistencia financiera que recibe el Gobierno jujeño, y la tercera en el caso de la administración entrerriana.
De acuerdo con el texto oficial, la Secretaría de Hacienda quedó facultada a "disponer la cancelación de los anticipos otorgados con más los intereses que se devenguen, la que se efectuará mediante la afectación de la respectiva participación en el Régimen de la Ley N§ 23.548 y sus modificaciones, o el que lo sustituya y en otros recursos coparticipables sin afectación a un destino específico".
Las condiciones
Además, se estableció que a los fines de dar cumplimiento con la medida, ambas provincias deberán como condición fundamental para acceder al financiamiento:
Afectar su participación en el Régimen de Distribución de Recursos Fiscales entre la Nación y las Provincias establecido por la Ley Nº 23.548 y sus modificaciones o el régimen que lo sustituya y en otros recursos coparticipables, sin afectación a un destino específico por hasta los montos anticipados con más sus intereses.
Autorizar a la Secretaría de Hacienda a retener automáticamente los fondos emergentes.
La Casa Rosada justificó los adelantos al señalar que ambas provincias "se ven impedidas, en forma transitoria, de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas".
"En función de ello, resulta necesario procurar soluciones inmediatas a las dificultades financieras transitorias por las que atraviesan las provincias", añadió.
Fondos para obras
Hasta el momento varias provincias, por distintas circunstancias no pudieron acceder a estas ayudas financieras. Entre ellas Formosa, La Pampa, Misiones, Río Negro, San Juan, San Luis, Tierra del Fuego y Santa Cruz, aunque sí obtuvieron fondos para obras. Un apoyo que también le sirve a las provincias, especialmente porque constituye una generación de mano de obra.
En el análisis el distrito gobernado por Alicia Kirchner, el único claramente opositor al Gobierno, constituye un caso especial.
La gobernadora denunció que el Gobierno la discrimina. Desconfiados de su administración, el macrismo le adjudicó hace poco un monto pero con destino específico para los municipios de Caleta Olivia y Río Gallegos. En el Gobierno sostienen que la provincia tiene 1500 millones de pesos de ahorros en el Banco de Santa Cruz, que la gobernadora se niega a usar. Sin dudas que la situación no fue aclarada, pero hoy más que nunca las provincias necesitan este tipo de ayuda.
Alicia fue una de las primeras mandatarias en presentar ante la Corte Suprema una demanda por inconstitucionalidad del decreto por el que Macri derogó la devolución del 15% de coparticipación que había dado Cristina Kirchner días antes de dejar el poder, y se niega a tomar deuda para cubrir el déficit, como viene recomendando el Gobierno a los mandatarios.
En total, el Gobierno repartió casi 25.000 millones de pesos sin contar la ayuda extra a la Ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora