El intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, entregó el viernes 52 viviendas correspondientes al Programa Federal Techo Digno y cuentan con estar comedor, dos dormitorios, cocina, baño y lavadero externo, y el flamante barrio está al norte de la ciudad.
El jefe comunal estuvo acompañado del ministro de Infraestructura, Tierra y Vivienda, Baltasar Saravia, el titular del IPV, Sergio Zorpudes, legisladores y funcionarios municipales.
Del total de las unidades, que fueron construidas con recursos provinciales, dos estarán destinadas a personas con discapacidad, por lo que presentan un diseño accesible.
"Este derecho, que plantea al Estado una constante acción y también gran demanda, constituye una prioridad en las políticas públicas locales y provinciales. Sabemos que falta mucho todavía. Hoy (por el viernes) estamos contentos por la felicidad de estas 52 familias rosarinas, y estamos en pleno trabajo junto al Gobierno de la Provincia para construir más vivienda para todos" afirmó Solís. "Nuestra gestión va a trabajar incansablemente para que haya muchos más rosarinos que puedan acceder a la vivienda propia", expresó el mandatario municipal.
La voz de los vecinos
Sergio Zelaya, de oficio camionero, su mujer Mabel Taritolay Díaz, ama de casa, y sus hijos Mía, Bautista y Josefina comienzan una nueva etapa, haciendo realidad el sueño de tener su casa. En este sentido el padre de familia habló con El Tribuno. "Es una gran satisfacción poder tener mi casa propia, ahora vamos a poder vivir tranquilos. Nunca he vivido en una casa así, ahora tengo ésta y le agradezco al Gobierno de la provincia y a nuestro municipio por el trabajo realizado. La verdad no me imaginaba que iba a poder tenerla. Mis hijos están contentos porque tienen en donde vivir", expresó Sergio Zelaya.
Mabel Taritolay Díaz, ama de casa, junto a sus tres hijos, manifestó: "Siento mucha alegría y gracias a Dios hoy podemos contar con nuestra casa, es un sueño de toda la vida". Fueron palabras llenas de emoción de la mujer.
5.000, en la provincia
El ministro de Infraestructura, Tierra y Vivienda, Baltasar Saravia, expresó su satisfacción por "ver realizados los sueños de muchas familias", y agregó que la posibilidad de acceder al techo propio brinda la oportunidad de constituir un hogar, pilar fundamental para el desarrollo y bienestar social.
El funcionario destacó que la construcción de viviendas permite generar mano de obra a lo largo y ancho de la provincia; en tal sentido remarcó que actualmente hay más de 5.000 viviendas en ejecución en todo el territorio. Saravia subrayó que se trabaja para impulsar no solo la construcción de viviendas, sino también nuevas obras relacionas con infraestructura social y productiva para mejorar la calidad de vida de los habitantes.
El titular del IPV, Sergio Zorpudes, remarcó por su parte que en Rosario de la Frontera hay más de 235 viviendas en construcción.
En el acto estuvieron presentes el ministro de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Luis Gómez Almaras, el ministro de Ambiente y Producción Sustentable, Javier Montero, representantes legislativos provinciales y concejales municipales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora