Recientemente se entregaron a sus nuevos dueños las 80 casas construidas por el Instituto Provincial de la Vivienda para familias de General Güemes.
La necesidad de viviendas en la ciudad afecta a cientos de familias, que con cada anuncio de entrega renuevan sus esperanzas de lograr la casa propia.
En esta oportunidad, esas expectativas se vieron frustradas por el poco transparente sistema que implementa del Instituto a la hora de otorgar una vivienda.
Para el caso de estas 80 unidades, nunca se informó sobre cómo o cuándo comenzarían a recibir a los postulantes, la gran mayoría se vio sorprendida cuando anunciaron que la entrega se realizaría en una semana.
"Se trata de viviendas para todos los trabajadores no solo aquellos relacionados con la Uocra, el IPV tiene una forma federal de conseguir fondos para viviendas y llegar a las familias que las necesiten", manifestó Cristina Nieto.
Así, la comunidad hizo saber su enojo por medio de las redes sociales. "Al no haber sorteo, al no haber un padrón de postulantes, al basarse en la sola entrega de un monto de dinero inicial, el sistema se presta para manipulaciones. Tengo 15 años esperando por un sorteo y es injusto", expresó Mercedes García.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia