Para mejorar e incrementar la producción local a través de la construcción de nuevos sistemas de riego, mejoramiento de los sistemas productivos y la incorporación de tecnología y herramientas, el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable entregó más de 3 millones de pesos en aportes no reintegrables del Programa de Desarrollo Rural Incluyente (Proderi). Lo hizo el titular del área, Javier Montero, a representantes de tres comunidades coyas de los departamentos Orán, Iruya y La Caldera, ocasión en la que destacó que "esto marca el comienzo de un trabajo intenso, en el que cada comunidad tendrá que esforzarse por convertir en hechos lo que proyectaron en el papel".
El funcionario se comprometió, además, a acompañar a cada uno de los grupos "para que todo llegue a buen puerto y puedan obtener los resultados esperados".
Daniel Osvaldo Vides, coordinador de la comunidad coya de Las Juntas, departamento Orán, recibió 591 mil pesos que se destinarán a una ampliación del sistema de agua que hoy provee a la comunidad. "La red que tenemos nos quedó chica, y también queremos usar esa agua para producir en nuestras tierras", expresó Vides.
Iruya y La Caldera
Raúl Yugra, coordinador de la comunidad indígena Finca Santiago, en el paraje Colanzulí, Iruya, recibió $1.525.940 para mejoramiento de canales de conducción de agua. En la zona hay más de 200 familias dedicadas a la producción de arveja, habas, papa, papa lisa, papa andina, oca y pasturas para el ganado menor, y se prevé que con la optimización del sistema de riego y aprovechamiento del agua podrán aumentar su producción en alrededor de un 25%.
Por su parte, Teodora Sarapura, cacique de la comunidad coya Kondorwaira, del paraje Potrero de Castilla, departamento La Caldera, recibió el cheque por $1.028.000 que se usarán para la compra de ganado menor (cabras y ovejas), mejoramiento de las pasturas, construcción de refugios y corrales y herramientas. Una parte del dinero será también para la compra de una rueca para aumentar la producción de lanas y telares, para que las mujeres puedan trabajar ese material. Se trata de una comunidad de 27 familias aisladas en los cerros, donde solo se puede acceder a caballo o a pie.

La prioridad es agua para la producción
Las actividades rurales y productivas de las comunidades coyas requieren básicamente un buen sistema de riego y conducción del agua. En el caso de Las Juntas, en Orán, la ayuda de 591 mil pesos se destinará a obras de ampliación de la red de agua. La actual, en virtud del desarrollo de cultivos y hacienda menor, ya no es suficiente para cubrir las necesidades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora