La muerte de Diana Pieraccioli, de 18 años, oriunda de Las Heras, conmociona a toda la provincia de Mendoza. Es que la joven, abanderada del colegio y querida por sus compañeros, fue hallada sin vida en su casa, tapada con una sábana. Las autoridades de la escuela fueron quienes la encontraron, al decidir presentarse a su vivienda, tras su larga ausencia. Por el caso, investigan a su abuela, quien padecería demencia senil y no se habría hecho cargo de su nieta, informaron medios locales.
Diana Pieraccioli era insulinodependiente. Por su dedicación y alto promedio, era la abandera del colegio Florencio Molina Campos, ubicado en el barrio de Ujemvi, Las Heras. Desde el 27 de julio dejó de asistir a clases, algo inusual en la joven. Por esta razón, las autoridades comenzaron a llamar a su casa, pero no lograron dar ni con la estudiante, ni con su abuela de 72, quien vivía con ella.
Amparados en la resolución 451, que permite a los docentes asistir a la vivienda de los chicos para conocer los motivos de sus faltas, autoridades del colegio fueron al hogar de la joven, ubicada a dos cuadras del establecimiento. Su abuela los recibió y les dijo que Diana estaba enferma y tomando remedios, aunque no sabía qué padecía. La chica estaba sin vida, tirada en el piso, en uno de los pasillos de la vivienda, tapada con una sábana.
El director de la escuela, Marcelo Merenda, dijo a radio Nihuil: "Luego de unos días sin asistir a clases, nosotros hicimos todas las acciones que corresponde desde lo administrativo y fundamentalmente desde lo humano".
Si bien el directivo indicó que "no había presentado signos de enfermedad, era una niña impecable, muy inteligente". Sostuvo que cuando se inscribió en 2011, la persona que tenía la guarda les había dicho que la nena era insulinodependiente. "Todos estamos destruidos, devastados, es muy triste", expresó el hombre.
Investigación policial
Efectivos policiales arribaron a la vivienda y constataron que la joven estaba muerta. Realizaron pericias en el lugar y procedieron a entrevistar a sus familiares, la abuela de 72 y la bisabuela de 90. "No están bien psicológicamente. No se si es demencia senil u otra cosa. Cuando hablamos con la abuela y le preguntamos qué edad tenía, nos contestó: 20 años", dijo a Diario Uno, uno de los investigadores. "La casa daba miedo, era tétrico su aspecto. Vivían realmente en muy malas condiciones", agregó.
Según la autopsia, la muerte habría sido por causas naturales, y Diana no habría sufrido ningún tipo de violencia. La joven era insulinodependiente y sospechan que un brote de diabetes mal tratado le habría ocasionado la muerte.
La causa está caratulada como muerte sin asistencia médica y está a cargo de la fiscal de Las Heras Gabriela Chaves.
Los investigadores esperan el resultado final de la autopsia para determinar cuándo murió. La abuela y la bisabuela habrían convivido todo ese tiempo con el cadáver, sin saber que la chica estaba muerta. De hecho, cuando las autoridades de la escuela entraron a la casa, la mujer no puso ninguna resistencia.
Apuntan contra la abuela
Por otra parte, una vecina del barrio Ujemvi apuntó contra la abuela. En diálogo con Radio Nihuil, la mujer informó que la adolescente fue abandonada por su madre hace años. "La abuela, que tenía la tutela legal, la maltrataba mucho, así como a la bisabuela, que salía a pedir comida a los vecinos porque su hija no la alimentaba y la dejaba en la calle", reveló.
Asimismo, indicó que sus vecinos más cercanos le especificaron que solía "esconderle la insulina" a la nena y que "le apagaba la luz cuando debía estudiar, además de someterla a violencia física y psicológica".
Embed
El dolor de los amigos
Diana era fanática de la música. Solía cantar en misa y hasta había participado de castings, informaron medios locales. Para despedirla, sus amigos de la escuela y del barrio publicaron en YouTube un video en el que se la ve interpretando una canción para sumarse a un programa de TV. "Era muy alegre. Iluminaba los días de todos", dijo una de sus amigas al diario Los Andes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora