Trinidad Angelo describió que la peregrinación "es algo único, maravilloso, indescriptible". Explicó que para acortar el trayecto, hace 15 años, con un grupo de vecinos de Santa Victoria Oeste decidieron realizar la caminata por senderos no convencionales. "Caminando por los cerros hemos reducido el trayecto en cien kilómetros, pero no solo se trata de acortar distancias, sino que a esta travesía la asumimos como una promesa para demostrar nuestra profunda fe en el Señor y la Virgen del Milagro", señaló.
Trinidad contó que luego de realizar esta travesía se curó de todos los dolores que padecía. "Había épocas en que no podía caminar por los dolores de hueso y de espalda y entonces le pedí a Señor y a la Virgencita que me curaran y que iba a hacer este sacrificio. Hoy estoy sana y creo que mientras tenga fuerzas voy a hacer esta peregrinación". Mercedes Aguilera, otra de las protagonistas de esta historia, contó su experiencia en estos términos. "La fe que depositamos en nuestros patronos es muy grande. Si bien la caminata es dura, disfrutamos cada paso que damos por esos caminos escarpados y difíciles de las serranías".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora