El presidente Mauricio Macri recibió hoy en la Quinta de Olivos a la Reina Máxima de Holanda, quien advirtió que "es caro ser pobre" y reclamó políticas de inclusión financiera en la Argentina. "Sólo el 50 por ciento de los argentinos tiene acceso a una cuenta bancaria y esa cifra cae al 44 por ciento cuando uno mira a la gente con más bajos recursos. Los créditos a las PyMES sobre el PBI es del 3 por ciento, es realmente el más bajo de toda la región. O sea que tenemos que hacer trabajo", sostuvo la soberana europea.
La Reina consorte recordó que es la tercera vez que viaja al país en su rol de asesora del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, en temas de financiamiento inclusivo para el desarrollo y destacó que "ha sido nuevamente una gran oportunidad de presentar este tema al país y tener muy buenas conversaciones con miembros del Gobierno y del sector privado".
Centrada en la modalidad de microcréditos, Máxima Zorreguieta resaltó que el "éxito" de este sistema en algunos países se debió a que se aplicó "una estrategia nacional de inclusión financiera y fue implementada con un consejo de coordinación".
Al respecto, instó al Gobierno a "armar una infraestructura de manera tal que sea posible dar créditos a PyMES, que son las creadoras más fuertes de empleo en el mundo". "Son pequeñas cosas que se pueden hacer y pueden tener grandes efectos para todos los argentinos", agregó la esposa del Rey Guillermo de Holanda, quien señaló que "es caro ser pobre" y pidió al Gobierno "rever las políticas de microcréditos porque realmente se puede hacer mucho más en este sentido".
"Es caro ser pobre, porque la gente que está en situación de pobreza no tiene acceso a los servicios que otra gente puede tener", lamentó, a la vez que pidió "vigorar al sector financiero, que tiene pocos capitales para poder prestarle a los microempresarios".
Asimismo, celebró la normalización del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) porque "el tema de la data es fundamental" y subrayó que "el Gobierno ha hecho muchísimo desde diciembre para acelerar" la bancarización de la economía. Sin embargo, la Reina consorte advirtió que para que el sistema de microcréditos funcione se debe reducir la inflación: "Es importante tener una estabilidad macroeconómica para poder otorgar créditos y poder ahorrar en un banco sin perder el valor de lo ahorrado".
Luego de mostrarse "muy contenta de volver a Buenos Aires", Máxima Zorreguieta indicó que para progresar en la inclusión financiera debe haber "muchos cambios regulatorios, mucha coordinación a través de varios ministerios y en colaboración muy cercana con el sector privado, que son los que al final van a tener que hacerlo".
Del encuentro también participaron la vicepresidenta, Gabriela Michetti; las ministras de Relaciones Exteriores y Culto, Susana Malcorra; y de Desarrollo Social, Carolina Stanley; así como también el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Tras la conferencia de prensa que brindó la Reina consorte, en la que únicamente se refirió a cuestiones de la inclusión financiera, el Presidente la agasajó con un almuerzo del que también participó la primera dama, Juliana Awada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia