Existen alternativas más naturales y no tan nocivas para el cuero cabelludo.

Café
El café es un excelente ingrediente si lo que buscas es oscurecer tu cabello y además puede cubrir las canas. Una pequeña medida de café es suficiente para hacerlo; déjalo enfriar y luego combínalo con acondicionador. Deja que repose al menos una hora. Puedes enjuagarlo con vinagre de manzana.


El té puede ayudarte a que tu cabello se oscurezca. La infusión debe ser muy concentrada. Deja reposar por una hora, incluso puedes colocar una gorra y dormir con ella.

Hierbas naturales
Si eres pelirroja y quieres acentuar el color, usa caléndula, rosa mosqueta e hibisco. Los efectos son acumulativos, por lo tanto, debes usar esta preparación de forma regular y de a poco comenzarás a notar un cambio. Remoja las hierbas en agua por 30 minutos, luego sécalas y aplícalas sobre tu cabeza.
Henna
Está hecha a base de hojas de la planta de henna, que tienen un efecto natural para pigmentar el cabello. Las mejores candidatas para usar henna son las morochas y las pelirrojas, pero deben tener cuidado ya que puede dejar el cabello más oscuro o rojizo de lo que querían.
Jugo de limón
¿Más iluminación? El jugo fresco de limón es ideal para esto. Aplícalo con un peine sobre tu cabello y déjalo reposar un par de horas. Si te sientas al sol el efecto se reforzará.

Las tinturas tienen muchos químicos

Tener la oportunidad de teñir nuestro cabello es increíble, ya que muchas veces necesitamos de estos cambios y nos hacen muy bien, pero a la salud de nuestro pelo no tanto. El Instituto Nacional de Cáncer de Inglaterra afirma que los productos que se usan para teñir incluyen más de 5 mil químicos probados de ser cancerígenos en animales. Si bien no está comprobado en un cien por ciento que puedan afectar la salud, es conveniente no exponerse a ellos y menos si acostumbramos hacerlo más de cinco veces al año.

Imperdibles

Si eres castaña y quieres conseguir un color más claro, debes realizar esta mezcla: manzanilla, ruibarbo, caléndula, jugo de limón y barbasco. Lo combinamos con agua y lo dejamos reposar toda la noche. Si quieres una receta más elaborada, puedes combinar una taza de acondicionador, una taza de miel, una cucharadita de jugo de limón y dos de canela. Debemos aplicar la mezcla sobre el cabello húmedo, cubrimos el cabello y lo dejamos cuatro horas. Luego lavamos a fondo. Se necesitan al menos cuatro aplicaciones para ver resultados notables.
Con estos métodos naturales le hacemos menos daño al cabello.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora