La primera parte de la polémica por la ley de emergencia ocupacional, más conocida como ley antidespidos, tuvo ayer su cierre con la aprobación de la norma en la Cámara de Diputados; y ahora arranca la segunda etapa en torno del ya anunciado veto de la ley por parte del presidente Mauricio Macri, que se concretaría en la jornada de hoy.
En este sentido, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó ayer que el presidente Mauricio Macri considera que la ley antidespidos "no es buena para el país" e insistió en que el jefe de Estado se encamina a vetarla.
"Para el Presidente esta ley no es buena para el país; el problema del empleo es estructural", enfatizó Frigerio, al ser consultado sobre el proyecto que fue aprobado en la madrugada de ayer en la Cámara Baja. Sin embargo, el ministro evitó confirmar cuándo será vetada la ley.
Si bien el Gobierno dispone de diez días para tomar la decisión, lo cierto es que el presidente Mauricio Macri ya tiene una postura definida al respecto por lo que se tomaría solo 24 horas para leer y analizar el texto de la ley antes de vetarla.
En declaraciones radiales, el titular de la cartera política señaló que "el Presidente tiene las herramientas constitucionales para evitar que estas medidas perjudiquen".
De esa forma, el Gobierno volvió a dejar abierta la posibilidad de un veto, que podría concretarse hoy mismo, según trascendió de fuentes oficiales.
Frigerio sostuvo que "muchos dirigentes plantearon este tema solo para poner un palo en la rueda a la gestión y tratar de que al Presidente le vaya mal, sobre todo desde el Frente para la Victoria, que en el pasado se opuso decididamente a este tipo de cuestiones".
En este sentido, sostuvo que detrás de esta iniciativa "había una intencionalidad política de dañar al presidente" y reiteró la decisión de Macri de vetar la ley, al sostener que el presidente "no va a hacer las cosas que queden bien: esta ley no es buena no funcionó en la Argentina y no la tiene ningún país del mundo".
"El presidente fue claro en este tema. No tenemos definido el momento pero el Presidente va a usar todas las herramientas legales e institucionales para evitar que este tipo de iniciativas generen problemas y afecten el trabajo de los argentinos", advirtió el ministro del Interior.
El ministro afirmó que la iniciativa, que tenía media sanción del Senado y que la Cámara de Diputados convirtió en ley esta madrugada, va "en contra" del objetivo del Gobierno de "generar condiciones para inversiones y planteaba una interna del PJ".
"Tenemos que promover el empleo, con paquete de leyes para las pymes. Esas son las cosas que incentivan a las empresas, sobre todo a las pymes, y esas iniciativas son las que vamos a apoyar y las que vayan en contra a nuestro juicio, nos van a encontrar en la vereda de enfrente", aseveró el ministro del Interior.

Sergio Massa: Cambiemos se prestó "al juego de la política"

El líder del FR se refirió a la maniobra oficialista para aprobar la ley y vetarla.
El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, afirmó ayer que la decisión de Cambiemos de abstenerse en la votación por la ley antidespidos, lo que posibilitó que finalmente se aprobara sin cambios la iniciativa que obtuvo media sanción en el Senado "es parte del juego de la política".
"Dimos el debate, no pudimos convencer a otros bloques, pero vamos a seguir insistiendo porque estamos convencidos que a la Argentina le tiene que ir bien", señaló Massa tras la votación que terminó con la aprobación del dictamen que había presentado el Frente para la Victoria.
En declaraciones periodísticas, el diputado bonaerense y excandidato a presidente consideró que la actitud del oficialismo "es parte del juego de la política".
"A mí no me gustó cuando nosotros apoyábamos al Gobierno para que el país saliera del default y algunos denunciaron un pacto, me pareció ofensivo para nuestros legisladores. De la misma manera respetó el uso de las herramientas del juego de la política para establecer un resultado", remarcó.
Por otra parte, Massa advirtió que la ciudadanía no le dio "un cheque en blanco a nadie" en las elecciones del año pasado, en las que se impuso Mauricio Macri.
"No hay cheque en blanco"
"Después de las elecciones y del 25 de octubre las urnas no le dieron un cheque en blanco a nadie. Algunos actúan con la lógica de la segunda vuelta, cuando en realidad, el 25 de octubre nadie alcanzó el número suficiente de apoyo", subrayó.
Massa también aclaró que el Frente Renovador apoyará al Gobierno cuando "elija un rumbo que favorece a la Argentina", pero que "de lo contrario" marcará aquello que les "parece mal".

El voto de referentes

La postura de las distintas fuerzas políticas frente a la ley antidespidos era conocida de antemano. Sin embargo, hay algunos votos que vale la pena revisar.
En este sentido, José Ignacio de Mendiguren fue el único representante del Frente Renovador que votó contra la norma. Fue uno de los tres único votos en contra que tuvo el proyecto. Los otros fueron de Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos) y Sixto Bermejo (Trabajo y Dignidad).
La diputada Elisa Carrió, quien estuvo en el inicio de la sesión, se ausentó del recinto en el momento de la votación. Tampoco estuvieron presentes la progresista Margarita Stolbizer, el massista Gilberto Alegre, los radicales Mario Barletta, Eduardo Costa y Eduardo Brizuela del Moral, el socialista Hermes Binner y el peronista Darío Giustozzi.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Arturo Suarez
Arturo Suarez · Hace 6 meses

coño, sois todos unos hijoputa


Se está leyendo ahora