La exposición de la problemática de los productores a través de la Cooperativa Teki Masi fue recibida con preocupación por los 7 concejales de Campo Quijano, quienes a su vez le pidieron a los legisladores del departamento Rosario de Lerma que se involucren en las gestiones de ayuda.
El concejal Carlos Cruz le explicó a El Tribuno que, efectivamente, el régimen de lluvias fue inusual, lo que trajo como consecuencia la baja en la producción de los tradicionales cultivos y serias dificultades para mantener alimentado al ganado menor. "Durante la última sesión tratamos el tema de la falta de agua para riego y consumo, que se agrava en el invierno. Por eso pedimos al Ejecutivo municipal que declare la emergencia sin demoras. No solo estamos hablando de pequeños productores, sino de familias que tienen en su entorno la propia subsistencia", explicó Cruz.
"Los pobladores de los cerros salteños son generadores de su propio trabajo. Ahora necesitan que todos atendamos sus necesidades", señaló el edil y en los últimos dos días los legisladores trabajaron en esta cuestión.
"Para apurar las soluciones, con anterioridad ingresamos un expediente a la Secretaría de Agricultura provincial para que provea forraje para los animales. Nos reunimos con su titular, Flavio Aguilera, quien aseguró que más allá de las dificultades a nivel nacional, atenderá a la quebrada".
En cuanto al tema de la faena y comercialización de carne, el concejal pidió una suerte de trato especial para la zona. "A la gente de la quebrada se le deben exigir controles de faena y bromatológicos como a todos, pero en el aspecto administrativo hay que facilitarle los trámites. Entre los cerros no hay conectividad a internet y la telefonía no es la mejor, por lo que pedirle formularios, claves y tantos requisitos burocráticos informatizados es poner palos en la rueda. Son pequeños pobladores que crían todo el año para vender a fin de año. No son grandes faenadores que viven de eso y esperamos que las autoridades de organismos nacionales los comprendan y ayuden", consideró.
Para Cruz, "nuestra gente hace patria sin pedir nada al Estado, es la que más trabaja y muchas veces es la menos escuchada", concluyó.

Es necesario que se dicte la emergencia agropecuaria
La exposición de la problemática de los productores a través de la Cooperativa Teki Masi fue recibida con preocupación por los 7 concejales de Campo Quijano, quienes a su vez le pidieron a los legisladores del departamento Rosario de Lerma que se involucren en las gestiones de ayuda.
El concejal Carlos Cruz le explicó a El Tribuno que, efectivamente, el régimen de lluvias fue inusual, lo que trajo como consecuencia la baja en la producción de los tradicionales cultivos y serias dificultades para mantener alimentado al ganado menor. "Durante la última sesión tratamos el tema de la falta de agua para riego y consumo, que se agrava en el invierno. Por eso pedimos al Ejecutivo municipal que declare la emergencia sin demoras. No solo estamos hablando de pequeños productores, sino de familias que tienen en su entorno la propia subsistencia", explicó Cruz.
"Los pobladores de los cerros salteños son generadores de su propio trabajo. Ahora necesitan que todos atendamos sus necesidades", señaló el edil y en los últimos dos días los legisladores trabajaron en esta cuestión.
"Para apurar las soluciones, con anterioridad ingresamos un expediente a la Secretaría de Agricultura provincial para que provea forraje para los animales. Nos reunimos con su titular, Flavio Aguilera, quien aseguró que más allá de las dificultades a nivel nacional, atenderá a la quebrada".
En cuanto al tema de la faena y comercialización de carne, el concejal pidió una suerte de trato especial para la zona. "A la gente de la quebrada se le deben exigir controles de faena y bromatológicos como a todos, pero en el aspecto administrativo hay que facilitarle los trámites. Entre los cerros no hay conectividad a internet y la telefonía no es la mejor, por lo que pedirle formularios, claves y tantos requisitos burocráticos informatizados es poner palos en la rueda. Son pequeños pobladores que crían todo el año para vender a fin de año. No son grandes faenadores que viven de eso y esperamos que las autoridades de organismos nacionales los comprendan y ayuden", consideró.
Para Cruz, "nuestra gente hace patria sin pedir nada al Estado, es la que más trabaja y muchas veces es la menos escuchada", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora