Un pastor de 64 años fue condenado a 11 años de prisión luego de ser hallado culpable de abuso sexual contra dos niñas. Una de las nenas fue agredida cuando iba a la escuela bíblica que el pastor tenía en su casa. Su segunda víctima fue la nieta de su pareja.
El hombre, identificado con las iniciales L.J.T.C., fue condenado por el juez Pablo Farah, vocal de la Sala III del Tribunal de Juicio, quien lo halló culpable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por tratarse el autor de ministro de culto, en forma continuada, en concurso ideal con corrupción de menores agravada, y en concurso real con abuso sexual simple.
El acusado quedó alojado en la cárcel de Villa Las Rosas.
Según la denuncia que hizo la mamá de una de las nenas abusadas, el momento de la agresión se producía cuando la niña iba a estudiar a la iglesia bíblica. La niña le contó su tormento a la madre cuando tenía 10 años, aunque ella era víctima del pastor desde los 7 años. Según la pequeña, el hombre la sometía a tocamientos impúdicos, la obligaba a sacarse la ropa con amenazas de muerte dirigidas a su abuelo, y le ofrecía plata para que no llorara.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora