La necesidad de fondos se hace sentir en las arcas de la Provincia, por lo que para hacer frente a gastos estacionales ya se emitieron nueve series de Letras del Tesoro de la Provincia. Estos son créditos tomados en el país, a corto plazo, en pesos y con tasas altas de interés.
"Claramente es un año que está complicado desde el punto de vista económico. La recaudación ha bajado respecto del año anterior y además se suma la inflación", le dijo a El Tribuno Ignacio Racioppi, titular del área de Financiación de la Provincia.
En lo que va del año ya se emitieron nueve series de Letras del Tesoro de la Provincia en el mercado local, por un total de 2.300 millones de pesos. Cinco de ellas fueron canceladas y hay cuatro que aún no vencieron y que están negociables. Por estas cuatro últimas, la deuda es de poco menos de 1.200 millones de pesos (ver el detalle en el cuadro adjunto).
Sobre esta modalidad de obtención de fondos rápidos, Racioppi señaló que "es un instrumento que tiene la Provincia, autorizado por la ley de contabilidad para hacer uso de créditos de corto plazo".
En principio, el Gobierno tenía permitido emitir letras a corto plazo por hasta $550.000.000, pero a mediados de año amplió este cupo hasta los actuales $1.444.979.684,45.
Consultado sobre si este dinero obtenido de las letras la usan para hacer frente al aumento de sueldo que se viene otorgando a los empleados estatales, el funcionario provincial señaló que "la emisión de las letras es para hacer frente a gastos que surgen del déficit generado por la inflación, pero que no tienen que ver con las paritarias".
Otro de los puntos en los que fue indagado el funcionario es el de las altas tasas de interés que se pagan con estos créditos a corto plazo, a lo que dijo que es lo que fija el Banco Central. Y señaló que en la última letra consiguieron una buena tasa, de poco más del 26%. Algunas letras anteriores pagaron hasta el 30% de interés.

Compromisos asumidos por la Provincia

El Gobierno de la Provincia tomó varios créditos en este último tiempo, ya sean en dólares o en pesos.
El último y más resonante es el del crédito de 350 millones de dólares que obtuvo en los mercados de capitales, a una tasa que ronda el 9%. Este vence en 2024.
Otro crédito importante que asumió esta administración fue el Fondo de Reparación Histórica, en 2012. Aquí, el Gobierno puso 185 millones de dólares en bonos, y los cambió por $973 millones. Fue a una tasa de 9,5% y se puso como garantía las regalías de los hidrocarburos.
Este 2016, el Gobierno también requirió 800 millones de pesos al Fondo Fiduciario de la Nación para la realización de obras en los municipios. De eso están por llegar los primeros 400 millones.
Por otro lado, en 2015 la Legislatura autorizó a la Provincia a endeudarse por 650 millones de pesos, a una tasa de 27,5%, para obras de agua y cloacas. Ya se colocaron bonos por 250 millones de pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora