Un video del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, en el que narra en una conversación privada cómo abusa de las mujeres desde su posición de poder se convirtió, a un mes de las elecciones, en uno de los mayores escándalos de la campaña presidencial en los Estados Unidos.
La grabación, que data de 2005 y que divulgó el viernes el diario The Washington Post, forzó al magnate neoyorquino a ofrecer disculpas públicas después de que diversos dirigentes del Partido Republicano le diesen la espalda y que los medios estadounidenses le prestaran una enorme atención al escándalo.
"Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...) Agarrarlas por la vagina. Puedes hacer de todo", asegura Trump -que por ese entonces ya estaba casado con Melania-, durante una conversación privada con el presentador Billy Bush.
Al igual que Trump, Bush también se disculpó y justificó su actitud -de seguirle el juego al magnate- a su inmadurez y juventud en ese entonces.
La conversación entre Trump y Billy Bush se desarrolla en el interior de un autobús camino a los estudios de televisión en los que el magnate iba a participar en el programa "Hollywood Access", de famosos y entretenimiento.
A su llegada a los estudios, Trump bromea con Bush sobre una presentadora que los está esperando fuera del autobús: "Tu chica está muy buena (...). Me voy comer un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ser que me ponga a besarla".
Momentos previos a todo esto, al inicio de la grabación, Trump narra su odisea con una mujer casada con la que intentó acostarse aunque ella lo rechazó: "Me lancé por ella como si fuera una perra, intenté tener relaciones con ella, pero no lo conseguí. Ya estaba casada".
Luego cuenta con desprecio que se la volvió a encontrar al cabo de un tiempo y que tenía las "tetas falsas" y había "cambiado totalmente su aspecto".
A horas del debate
Trump y Clinton se verán las caras hoy en San Luis (Misuri) en un debate que promete más tensión, si cabe, que el del pasado 26 de septiembre.
La aspirante demócrata a la Casa Blanca calificó los comentarios de su rival de "horrendos" en Twitter y agregó: "No podemos permitir que este sujeto se convierta en presidente". Pero fue entre los republicanos donde se desató una auténtica tormenta.
El escándalo incluso lo obligó a cambiar su agenda para ayer, cuando tenía previsto viajar a Wisconsin y aparecer junto al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, por primera vez.
Ryan decidió sacar a Trump del acto y el magnate optó por quedarse en Nueva York preparando el debate presidencial de hoy con Clinton, quien seguramente le echará en cara sus comentarios machistas.
"Estoy indignado por lo que he escuchado hoy. A las mujeres se las tiene que defender y respetar, no objetivar. Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrarle al país que respeta a las mujeres mucho más de lo que sugiere esa grabación", apuntó Ryan.
Además de Ryan, que ostenta el cargo político de mayor rango en el país para la bancada conservadora, se unieron las del presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, o el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.
Más duro fue el golpe que llegó desde la mormona Utah, cuyo gobernador, Gary Herbert, retiró su apoyo a Trump y avisó que no tiene ninguna intención de votarlo en las elecciones de noviembre.
"Las declaraciones de Trump, además de ofensivas, son despreciables. Si bien no votaré por Hillary Clinton, pero tampoco lo haré por Trump", apuntó Herbert.
También desde Utah, el exgobernador Jon Huntsman reclamó que Trump renuncie y que sea el gobernador de Indiana y aspirante republicano a vicepresidente, Mike Pence, quien "lidere la candidatura".
No sería raro que Clinton gane el próximo 8 de noviembre en la ultraconservadora Utah, estado en el que Trump no despierta simpatías.
Disculpas, pero al estilo Trump
Ante la tormenta desatada, Trump divulgó pasada la medianoche de ayer un video en su cuenta de Facebook en el que se disculpó, a su manera, por los comentarios. "He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas en un video que tiene más de una década son una de ellas (...). Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas", dijo Trump, que acto seguido citó los escándalos sexuales de los Clinton.
"Hay una gran diferencia entre las palabras y las acciones de otras personas. Bill Clinton ha abusado de mujeres y Hillary ha acosado, atacado, avergonzado e intimidado a sus víctimas", acusó Trump.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Osvaldo castro
Osvaldo castro · Hace 1 mes

Parece que el señor Alvaro Figueroa es un cura. Disculpelo señor sacerdote, trump es humano, no es la madre teresa. Para nosotros los hombres la tenemos facil: el fisico. Para las mujeres: el fisico importa, pero tambien otras cosas: EMOCIONES Ellas quieren hacerlo, pero solo con el que las excite emocionalmente. Por eso es que las mujeres mueren por trump. Y por eso vas a ver en la ciudad tipos feo con poco dinero pero con una chicas impresionantes por su belleza Asi que si un hombre tiene tantas mujeres a su disposicion, es la cosa mas natural del mundo hacer los comentarios que hizo trump Y esas otras cosas las enloquecen, por eso muchas darian

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Que este monigote, aspire a ocupar el sillón de Washington o de Lincoln, demuestra que la depreciación de la política es, con honrosas excepciones, un fenómeno mundial.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Los locos, al manicomio.


Se está leyendo ahora