Susana Beatriz Rodríguez denunció en la comisaría 42 de Tartagal al concejal Walter Salvatierra por un supuesto hecho de violencia de género. El edil negó en forma terminante haber agredido a la mujer y adujo: "La denuncia formalizada ya cumplió con el objetivo que era ensuciarme porque ahora, por más que la Justicia compruebe que es todo falso, ya voy a quedar ante la comunidad como un violento", reflexionó consultado por este medio.
Rodríguez, además de formalizar la denuncia, habló con El Tribuno: "El jueves de la semana anterior me fui a la bailanta el Gigante, al baile de la espuma, y cuando eran las 4 de la mañana llegó Simón Tame, un hombre que trabaja en el fortín Sangre Argentina, de propiedad del concejal Salvatierra. Tame estaba borracho y comenzó a apurarme, dijo que yo debía dejar a mi marido. Salí del Gigante y me siguió hasta mi casa en su moto. Se puso delante del auto y no me dejaba entrar al garaje", relató.
Rodríguez agregó que al día siguiente del hecho fue hasta el Fortín para hablar con el concejal. "Apenas salió comenzó a insultarme. Me decía "loca de m.... andate de aquí'' y otros insultos más. Reconozco que yo también le dije cosas fuertes, pero en un momento comenzó a pegarme dándome cachetadas y una trompada en el ojo", aseguró. La mujer dijo que después de la agresión sufrida se fue a la comisaría a hacer la denuncia y también fue a la fiscalía.
La versión del edil
El concejal Salvatierra negó enfáticamente haber agredido a la mujer a la que identificó como una expareja de uno de sus hermanos. "Él se siente muy mal porque tengo que hacerme cargo de un problema que ni siquiera es mío. Vino por mi hermano, pero ellos terminaron la relación hace unos meses", contó.
"Nunca se bajó del auto y me llamó la atención que a pesar de que era de noche venía con anteojos oscuros. Yo estaba con el cuidador del predio, su esposa y los hijos y nos disponíamos a cenar. Quien llamó a la comisaría 42 cuando ella llegó fui yo y seguramente mi llamada quedó registrada. Precisamente quería evitar un problema con esa mujer que es muy conflictiva. Si quería ensuciarme ya lo logró; el daño ya está hecho. Pero lo más lamentable es que precisamente una mujer banalice la violencia de género", se lamentó el edil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora