La escuela municipal para chicos con capacidades diferentes que dirige desde hace un año el instructor deportivo nacional Oscar Ramírez se transformó en este verano en una especie de colonia de vacaciones. Concurren 20 niños y jóvenes de 6 a 28 años que sufren distintas patologías, como no videntes, con síndrome de down y con problemas motrices o cerebrales.
"Con esta escuela para chicos especiales cumplí un sueño y se hizo realidad. Es un proyecto que tenía desde hace tiempo. Acá los niños y jóvenes reciben un trato personalizado durante los entrenamientos", dijo Ramírez a El Tribuno.
En las tareas colaboran en los entrenamientos el profesor José Ramírez y Mario Farfán en asistencia y utilería.
Los chicos realizan prácticas deportivas en el Club de Fútbol Hispano Metán, que también dirige Ramírez. Este verano la escuelita se transforma es una especie de colonia de vacaciones, porque las prácticas se realizan en el balneario camping municipal, donde además de practicar fútbol disfrutan de las piletas y realizan actividades recreativas.
Braian Coronel ALUMNO "Me gusta mucho venir a esta escuela de fútbol. Es divertido practicar, sobre todo, en el balneario".
Braian, un jugadorazo
Uno de los alumnos especiales de la escuela municipal para chicos con capacidades diferentes es Braian Coronel, de 6 años, que es no vidente.
Ramírez lo entrena personalmente con una pelota especial con sensor o cascabel. Es emocionante ver las prácticas del pequeño, que pone mucho entusiasmo, siempre apoyado por su mamá.
"Con Braian trabajamos en conjunto con el profesor Ariel Figueroa, del cuerpo técnico de Los Murciélagos de Salta capital. El niño responde muy bien y estamos muy contentos de que forme parte de la escuelita", destacó Ramírez. Los Murciélagos son la selección nacional de no videntes.
La escuela el año pasado participó del torneo interprovincial para chicos especiales. El 20 de febrero van a organizar un certamen en Metán.
Otro de los jugadores destacados es el arquero Cristian Frias. "Tiene excelentes condiciones, es increíble como ataja este chico", dijo Ramírez.
Cabe destacar que la mayoría de los chicos que concurre a la escuela deportiva fueron alumnos de la escuela de Educación Especial Evita.
"En esta escuela de fútbol los chicos están contenidos. Otro de nuestros objetivos es la inclusión social de estos niños y jóvenes, que tienen un gran potencial", remarcó Ramírez.
Otro de los alumnos especiales de la escuelita de fútbol es Brian López, quien el año pasado obtuvo una medalla de oro al imponerse en lanzamiento de bala y otra de plata en atletismo adaptado, en los Juegos Nacionales Evita que se desarrollaron en Mar del Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia