Se presentó el martes, estuvo toda la mañana, y no fue atendido. Se fue con la bronca a cuesta, e insistió hoy. Otra vez llegó temprano hasta el Banco Nación, sacó un número, y esperó tranquilo a ser atendido, hasta que explotó de bronca. Había perdido toda la mañana del martes, y ya habían pasado casi cuatro horas del miércoles instalado en esa entidad bancaria y nadie lo atendía. El hombre se paró y pidió hablar con el gerente del banco, este, según el lector de El Tribuno, lo trató con suma soberbia. Pidió el libro de quejas y claro, no había. Todavía el denunciante debió soportar que una persona le diga: "Quejate todo lo que quieras, igual va a caer en saco roto", según le dijo a este matutino a través de el WhatsApp.
"Ustedes pongan la quejas que quieran, igual todo va a caer en saco roto, fue lo que me dijeron. También el gerente del Banco Nación mostró toda su soberbia cuando pedimos hablar con él "Ustedes pongan la quejas que quieran, igual todo va a caer en saco roto, fue lo que me dijeron. También el gerente del Banco Nación mostró toda su soberbia cuando pedimos hablar con él
. Estos señores me hicieron perder toda la mañana del martes y toda la de hoy, o sea que a ellos la gente no les importa un comino. Su usted no es cliente y debe hacer un depósito el Banco Nación se ríen de uno. Es una discriminación", argumentó el denunciante, y se quejó además, "del monopolio bancario", ya que el trámite que debió llevar a cabo solo se puede llevar a cabo en ese banco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...