En el marco de las bodas de oro de la parroquia la ceremonia será encabezada por el arzobispo Mario Antonio Cargnello. En una ceremonia muy especial serán consagrados hoy el altar y el templo Señor y Virgen del Milagro.
Cabe recordar que el Milagro metanense comenzó el 25 de agosto de 1948, cuando un fuerte terremoto asustó a los desprevenidos vecinos que se encontraban entregados al reposo en esa madrugada que luego se llenó de fe. Fue esa la causa determinante del origen de los cultos en Metán, debido a que minutos después vecinos acudieron a la parroquia San José, única existente en esa época, y solicitaron la apertura del templo para orar. Luego se organizó un novenario y una procesión. "En el año 1948 ocurrió el terremoto que dio origen a los cultos en honor al Señor y Virgen del Milagro en Metán, luego en el año 1966 se crea la parroquia, siendo nombrado como primer párroco monseñor José
Vicente Tejerina", dijo el padre Carlos Castillo, quien está al frente de la céntrica iglesia de San José de Metán.
"En este año celebramos las bodas de oro de la creación del templo. En ese marco y dentro del año de la Misericordia que el Papa Francisco
proclamó, nuestro arzobispo, Mario Antonio Cargenllo dispuso consagrar a perpetuidad el altar y el templo, por su historia e importancia edilicia", señaló el sacerdote.
Reliquias de Santa Teresa de Jesús
Hoy, domingo, a las 20 horas se realizará la misa de consagración con la presencia del arzobispo Cargnello. "En un rito solemne se consagrará el altar y el templo y se pondrán las reliquias de Santa Teresa de Jesús a los pies del altar", destacó Castillo. El sacerdote informó que ante la importancia de lo que se está por celebrar se ha realizado una misión durante 15 días. Estuvo a cargo de diez misioneros de la Consolata: dos sacerdotes y ocho novicios de distintos países, quienes estuvieron acompañados por jóvenes de la parroquia Señor del Milagro.
Entre los sacerdotes misioneros de la Consolata se encuentra el sacerdote metanense Mauricio Guevara.
"Hemos visitado las casas y colegios para acompañar a las personas hablando de la fe y compartiendo sus experiencias de historias de vida. Salimos a escuchar a la gente en toda la jurisdicción de esta parroquia", dijo Thiago Jacinto da Silva, un novicio misionero de la Consolata, que llegó desde Brasil.
"Realmente la fe de la gente de Metán y de toda Salta es muy fuerte porque tuvimos la grata experiencia de vivir el Milagro y ver a los peregrinos. Es la primera vez que salgo a misionar en la Argentina. Todas las personas nos abrieron las puertas, al igual que escuelas públicas y privadas. Pudimos compartir la vida de la gente, sus preocupaciones, y conocer cómo viven su fe. Los animamos a estar bien y a tener una relación cercana como pidió el Papa Francisco", remarcó Thiago.





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia