Los fuertes vientos y la gran cantidad de agua que cayó en la ciudad de Gemes en la tarde del sábado, provocaron el derrumbe de la pared de una precaria vivienda en la intersección de O''Higgins y Cornejo en la banda este de la ciudad. Afortunadamente la situación no produjo consecuencias graves, pero dejó a la intemperie a una madre con cinco hijos, quienes ayer intentaban recuperar y rearmar lo que les quedó. A una cuadra de ellos, sobre la calle Cornejo casi Fleming, cayó un árbol de gran porte sobre un automóvil estacionado sin ocupantes. De la misma manera y en simultáneo, otro incidente se registró en la ruta 34, sobre la vereda del colegio secundario Dr. Facundo de Zuviría, donde otro árbol fue derribado por el viento sobre la ruta cortando el tránsito, por lo que los vehículos tuvieron que ser desviados por la colectora. Los Bomberos Voluntarios trabajaron en el corte del tronco y ramas para despejar y liberar el paso.
En el barrio 25 de Mayo un cable de electricidad cayó sobre la calzada. En el lugar se tuvo que delimitar la zona durante unas horas para evitar el paso hasta que la empresa prestatario del servicio de energía pudo reparar el daño.
También en la ruta 34, a la altura del crematorio kilómetro 1144 aproximadamente, la agencia de Seguridad Vial y el 911 intervinieron para controlar la circulación con señalización de precaución, ya que el agua sobrepasó la calzada en ese sector.
Decenas de postes caídos y otros torcidos se sumaron a los destrozos. Los trabajos de asistencia tuvieron la coordinación de la Dirección de Defensa Civil de la Provincia a cargo de Juan Carlos Palma, de los bomberos voluntarios General Manuel Belgrano y del sistema de emergencia 911.
En el Valle de Lerma
El temporal también llegó a los pueblos del Valle de Lerma. No obstante, no se registraron evacuados en ningún punto, según informaron desde Defensa Civil.
La tormenta ocasionó inconvenientes en El Carril, donde se registró la caída de árboles, postes de luz, cortes de energía y hasta de telefonía.
Otro tanto ocurrió en Rosario de Lerma y Guachipas, donde hubo cortes de luz en varios sectores que hasta pasadas las 15 de ayer continuaban restableciéndose.
Los inconvenientes más importantes se observaron en las rutas. Los ya históricos anegamientos en la ruta nacional 68 complicaron el tránsito en Cerrillos y La Merced, donde por varias horas quedó cortado.
El ingreso a la ciudad de Rosario de Lerma fue prácticamente imposible hasta que bajó el caudal de la tormenta; varias calles estuvieron anegadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora