Todas y todos estamos acostumbradísimos a ver fotos de mascotas y animalitos adorables en internet. ¿Pero es que los animales feos no tienen derecho también a sus diez minutos de fama? Por eso nació el concurso World''s Ugliest Dog, cuya última edición se celebró recientemente. El ganador del concurso de perros más feos del mundo de este año es hembra. Ella se llama Sweepee Rambo y ha arrasado en el certamen. Sweepee Rambo tiene 17 años y es una pequeña chihuahua casi calva, ciega y con una fantástica cresta blanca. Parece una caricatura pero es real, y su dueño, Jason Wurtz, está muy orgulloso de ella y la ama con locura. Sweepee lo ha acompañado al trabajo cada mañana durante los últimos quince años y a ella le encanta viajar con él en moto.
El certamen World''s Ugliest Dog 2016 se celebró el sábado 25 de junio en la Sonoma-
Marin Fair de Petaluma.
Lleva 50 años de trayectoria y es el evento más esperado en este pueblo costero del estado de California, incluso 28 concursos de estos se han realizado en esa feria. El jefe del jurado, Brian Sobel, comentó que la ganadora se había llevado el premio por unanimidad, tras haber quedado segunda el año pasado. Luego de que difundieron los resultados Sobel manifestó que "dar puntuaciones ha sido difícil con tantos perros únicos y cualificados, ­pero estamos seguros de que Sweepee será una campeona magnífica!". En segunda y tercera posición quedaron Josie y Rue, dos perros que también llevaban cresta, al parecer la última tendencia en feísmo canino.
Consultada acerca del porqué de tan particular conmemoración Karen Spencer, directora de marketing del evento, explicó: "Celebramos el espíritu y las imperfecciones que hacen a estos perros adorables".
"Sweepee Rambo es mi mejor compañera. Los animales no son conscientes de su fealdad ni de la nuestra. Solo saben brindar amor y mirarnos como si fuéramos perfectos, como si fuéramos lo mejor que les ha ocurrido en el universo", señaló Jason Wurtz. Además evaluó que entre tantos certámenes que valoran a las personas y los animales por sus cualidades físicas y estéticas, la búsqueda del can menos agraciado del mundo deja un mensaje social a contrapelo. "A muchas personas que están viendo esto no les divierte ser discriminadas por alguna característica física, sufrir bullying en su barrio o escuela. Este certamen es para demostrarles que el recibir y el dar amor no tiene relación con la apariencia. Sin duda, necesitamos más certámenes como este para aplaudir nuestras propias imperfecciones. ­Por la fealdad real!", exclamó Wurtz.
En sus brazos la reina de los perros más feos del mundo sonríe inocente de por qué le están disparando tantos flashes. Seguirá acaparando la atención de los medios y los curiosos al menos durante este año, ya que en 2017 otro can de "belleza difícil" vendrá a arrebatarle el puesto de un ladrido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Julio Baloteli
Julio Baloteli · Hace 5 meses

esta noticia salio una semana atras en clarin,