En los primeros nueve meses de este año se redujo en 127.595 personas el número de trabajadores en relación de dependencia que aportan a la Seguridad Social, según las declaraciones juradas de las empresas aportadas a la AFIP.
Según señala el diario Clarín, de 8.096.281 declarados en diciembre de 2015, bajó a 7.968.686 en septiembre pasado. Si se compara con septiembre de 2015, la reducción comprende a 93.225 puestos laborales.
Esta caída del empleo, sumado a la reducción del poder de compra de los asalariados, explica la reducción del consumo que se registra durante todos esos meses.
En tanto de 568.737 empleadores registrados en diciembre de 2015, en septiembre pasado figuran 566.592. Son 2.145 menos.
Por actividades las pérdidas fueron generalizadas. Sobre 20 sectores desagregados por AFIP, 14 registran bajas y 6 incremento del número de trabajadores.
El grueso de la caída del empleo se verificó en empresas medianas y grandes, que emplean a más de 100 trabajadores. Por ejemplo, las empresas de más de 5.000 empleados ahora ocupan 50.000 trabajadores menos.
De las 127.595 bajas, 7.719 pertenecen al sector público y 119.876 al sector privado. En parte esto se explica porque la AFIP solo registra los aportes de los empleados públicos de la Administración Nacional y las cajas municipales y provinciales que fueron transferidas y aportan al sistema nacional. Así no están incluidos en esta información los empleados públicos de varias Provincias que mantienen sus Cajas como los de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe.
Las ramas de actividad que en lo que va del año mayor presentaron mayores retrocesos en el nivel de trabajo dependiente registrado son la construcción ( -46.163, equivalente al 10% del total y a más de un tercio de los empleos perdidos), actividades administrativas (-36.578), la industria manufacturera (-36.257), servicios de transporte y almacenamiento (-11.634), servicios profesionales (-7.154) y servicios de alojamiento y comidas (-6.389). Mientras cuentan con más personal, comercio ( +4.176), intermediación financiera (+ 9.420), enseñanza (+ 9.114) y Salud ( +3.747).
Se descuenta que si se suman las actividades no registradas, la baja del empleo fue mayor porque la construcción tiene una alta informalidad y los mismo pasa en varios sectores de trabajadores por cuenta propia y autónomos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora