El otoño dejó de ser en Salta una estación solamente de cambios de temperatura. Las anomalías se extendieron hacia la cantidad de agua caída: en solo cinco días (del 1 al 5) se registraron 130 milímetros en la región del Valle de Lerma. Es 300% más de la media estimada para todo el mes. El 4 de abril aportó el mayor caudal, con 79 milímetros.
De acuerdo a especialistas, el fenómeno no se daba desde hace más de 20 años. Efecto Niño o un 2016 con temperaturas por encima de lo habitual son algunas de las explicaciones técnicas al respecto.
Lo cierto es que la cantidad de lluvia durante los primeros días del mes también mostraron irregularidades en el norte provincial.
Por el contrario a lo sucedido en la zona vallista, ciudades como Orán y Tartagal registran niveles de precipitación por debajo de la media. Lejos de los 70 y 80 milímetros estimados, el agua caída no superó hasta el momento los 2 milímetros.
"Nada de lo que está sobre la superficie de la tierra e inclusive por debajo de ella deja de escapar a la acción de la atmósfera, y este tipo de situaciones lo explican", dijo a El Tribuno el meteorólogo Ignacio Nieva.
En las mínimas
Los cambios del tiempo muestran una constante desde el inicio del otoño: las mínimas en la temperatura.
Con 18 grados de promedio en lo que va de la estación, las temperaturas más bajas son similares a las que se producen habitualmente durante el verano. Realidad poco frecuente para esta época, ya que la mínima esperada para abril es de 11 grados mientras que la máxima es de 22 grados.
Efecto Niño
La temperatura de la superficie de los océanos mantiene una estrecha relación con lo que se denomina efecto Niño.
Aún no se descartan más precipitaciones para Salta en lo que resta del otoño y la presencia de este fenómeno climatológico se extendería hasta el próximo mes.
Según los especialistas, el Niño aún se encuentra por encima del medio grado promedio, situación que se normalizaría a partir del 15 de mayo.
Así como sucede en el hemisferio sur mediante las lluvias, en el hemisferio norte El Niño se hace evidente a través de las fuertes tormentas de nieve que se registraron últimamente.

Llovinza hasta mañana y luego volverá el calor

El miércoles comenzará a subir la temperatura con más de 20 grados. La disminución de la temperatura y la llovizna persistirán en gran parte de Salta hasta mañana. A pesar de que las máximas durante estos días rondarán entre los 16 y 18 grados, existirá un leve ascenso a partir del miércoles con una máxima que superaría los 20 grados.
La tendencia en subida continuará hasta el próximo sábado, cuando se espera que el termómetro llegue a los 28 grados.
Las lluvias no se descartan por la existencia de una alta carga de humedad aunque las probabilidades son escasas.
Viento sur
El ingreso de un viento del sur motivado por lo que se conoce como anticiclón provocó que durante las últimas horas gran parte del país experimentara nubosidad con llovizna.
La excepción corrió por parte de zonas como la Puna de Jujuy, Catamarca y en el caso de Salta, por los Valles Calchaquíes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora