Red de gas natural, planta depuradora de líquidos cloacales, un extenso canal de desagüe que atraviesa el pueblo y terminó con la peligrosa derivación del agua de lluvia a la ruta, un matadero municipal que funciona a pleno y bajo todas las normativas exigidas, obras de energía y más, "son los cimientos sobre los que, durante años, fuimos asentando otros trabajos para crecer sistemática e ininterrumpidamente", remarca el intendente de El Carril, Esteban D'Andrea. Las obras siguen y en poco tiempo comenzará un loteo municipal, adoquinado en el barrio Virgen de las Mercedes, iluminación, pavimento y los primeros días de junio se inaugurará la sala materno infantil, entre otras ya proyectadas, algunas con fondos nacionales.
Localidad del departamento Chicoana, está a solo 37 kilómetros de la capital salteña y tiene una larga trayectoria de zona productora tabacalera que, en estos días, ve peligrar su continuidad y rentabilidad.
Del difícil contexto nacional no escapan las provincias y menos aún los municipios. ¿Caen las expectativas de despegue?
El municipio que mantuvo condiciones de equilibrio entre personal y gastos y se manejó con prudencia, no debe ni debería andar mal. Aunque cada vez más se afectan fondos de coparticipación a sueldos, este ajuste se veía venir, no es una sorpresa. No obstante, tengo las mejores expectativas y mucha esperanza. Hay cosas que el nuevo Gobierno nacional tenía que hacer, como poner en orden las cuentas públicas y entender que el problema de inflación y atraso de tarifas existe.
Los municipios hoy tienen el desafío de generar recursos genuinos y salir del círculo vicioso del Estado como único proveedor de trabajo...
Esperamos básicamente el apoyo al sector productivo. En las comunas necesitamos que se brinden las condiciones para los potenciales generadores de empleo, como son los empresarios y productores. A partir de allí la cadena cierra para todos y en eso la expectativa es la mejor, aún a sabiendas de que será un año duro. No hay nada mágico, solo austeridad y eficiencia, dentro de la realidad. La gente llega a la Municipalidad buscando trabajo o soluciones a problemas puntuales, por eso el impulso al sector privado es lo único que permitirá el despegue y no depender solo de lo estatal.
No parece tarea fácil...
No lo es, pero hay que entender y aceptar que el Estado no es superpoderoso. De nada sirve tener el municipio saneado si no hay trabajo, porque eso genera presión lo mismo que la falta de obra social para la gente que no tiene empleo. La obra pública es un paliativo muy importante y casi inmediato hasta tanto se generen fuentes genuinas, porque el Estado no puede seguir incorporando gente.
En el caso de El Carril, la producción tabacalera es la más importante. ¿Cuál es el efecto en el aumento de los precios?
La suba de precios en los cigarrillos reabre un interrogante de muchos años: ¿se acabará el cultivo de tabaco? Obviamente que, por tratarse de la actividad más fuerte en la zona y generadora de miles de puestos laborales, los productores apuestan a continuarla. Pero estoy embarcado en buscar alternativas y a punto de abrir un mercado concentrador de frutas y verduras porque estamos en un punto geográfico vital, con un área de influencia de más de 100 mil personas de las localidades que nos rodean y a solo 15 minutos de distancia, sin descuidar que es paso obligado a los Valles Calchaquíes.
En la verdura veo una alternativa de trabajo genuino para producción y venta y estamos trabajando fuerte en este proyecto. El tabaco es estacional y se ha intentado muchas veces su reemplazo, pero es complicado porque tiene un sistema ocupacional y de comercialización muy fluido. No hay cultivo que genere tanta mano de obra como el tabaco, seguido muy lejos por la vid, pero tenemos que apostar a nuevas opciones.
Para el Valle de Lerma, ¿hay perspectivas del Plan Belgrano?
Si no hay trabajo no hay posibilidades de crecer. Lo primero para nosotros es apoyar al sector productivo y lo que necesita nuestro país es inversiones en rutas, en energía y rehabilitar el ferrocarril. Son puntos a largo plazo, pero considero que lo importante es que se empiece a poner el dinero donde corresponde algo que se debía haber hecho antes.
¿Y el turismo ?
Nosotros nos prendemos al impulso del interventor Rodolfo Antonelli en Coronel Moldes. El Carril es paso obligado al dique y a los Valles Calchaquíes y por eso la puesta en valor de la estación de trenes se ha convertido en un ícono de la zona. No solamente ofrece comida regional variada y de excelencia, sino que desarrolla actividades culturales y de entretenimiento para la familia, sumado a la actividad económica y de servicios. En épocas complicadas es cuando hay que invertir para generar movimiento comercial, trabajo y riqueza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora