Quienes van a contrapelo de la moda y no les interesa uniformarse o pagar fortunas por llevar puesto el summun de lo moderno escuchan una voz interna que los orienta a iniciar una búsqueda personal. Como resultado de ello logran equilibrar sus personalidades y gustos cotidianos con estilos que siempre vuelven. Así sus atavíos les hacen ganar gracia y confianza, y por ello lucen una belleza natural y armónica. El pin up y el rockabilly son dos estilos que guardan el encanto de la seducción que grandes estrellas y personalidades de las décadas del 40 y el 50 supieron imprimirles. Muchos de ellos incluso se transformaron en íconos de su época.
El pin up apuesta a las prendas que resaltan los atributos femeninos, que sacan a relucir el atractivo sexual de las curvas y consiguen que las mujeres se vean preciosas, divertidas y elegantes al mismo tiempo. Ava Gardner, Sofía Loren, Elizabeth Taylor, Jane Russel y Marilyn Monroe lucieron este estilo de forma soberbia. Son artículos vintage de pin up genuinos las faldas de tubo, faldas de corte "A", zapatos de taco alto de punta redonda, vestidos con volados, vestidos de swing, abrigos cortos, cardiganes de manga 3/4, cardiganes cortos de manga larga y pantalones capri a la cintura.
El rockabilly ofrece un aspecto de clase trabajadora estadounidense con algunos toques de swinger-chic. Si hay alguna marca que lo interpretó como ninguna otra es Dickies.
Según los expertos que escriben las páginas de la historia de la moda, el rockabilly tiene muchos puntos en común con el pin up porque también los diseños dan preferencia a las cerezas, el animal print, las rosas, los estampados de calaveras y carteras. Los accesorios privilegian los motivos de gorriones, moños, rosas, estrellas y calaveras. Los temas de casino o náuticos también son populares. Entre los íconos de estilo para las mujeres se incluye a Rosie The Riveter, Rizzo y Cha Cha DiGregorio en "Grease", Gwen Stefani y Amy Winehouse. Los hombres se ven representados en Elvis Presley, James Dean y Lyle Lovett. No se necesitan muchas piezas o mucho dinero para armar un guardarropas rockabilly. No pueden faltar los pantalones vaqueros negros de corte delgado (no skinny), las camisetas blancas con las mangas enrolladas hacia arriba y el dobladillo escondido en los pantalones. Tampoco las camisas de trabajo y las western.
De Salta son...
A Matías Sagárnaga y Laura Ávila mucha gente les preguntaba dónde adquirían la ropa que vestían. Este interés particular les despertó la vocación emprendedora y ampliaron los horizontes de su negocio de tatuajes y piercing, El Hierofante, con una línea de ropa y zapatillas con estilo pin up y rockabilly. Ambos manifiestan que se dedican al diseño de esta ropa no porque entiendan de confección ni de industria textil, sino porque les gusta la estética. Las prendas lucen el encanto de la investigación esmerada y el acabado pulido que se adivina en cada prenda personalizada. No existe seducción mayor para un cliente que comprar con el producto la certeza de que quien se lo vende también lo usa satisfactoriamente y lo creó focalizándose en lo que él mismo se pondría.
Compran la ropa y les aplican detalles de tatuajes. En el caso de las zapatillas solo hay dos modelos: la Frida calaca para mujer y el surfer para hombre, porque la pintura a mano ralentiza los procesos de fabricación.
Matías Sagárnaga: "Una cuestión de actitud y estilo"
Matías Sagárnaga y Laura Ávila tienen habilidades e inquietudes para aplicar en diversas ramas del arte. Matías le contó a El Tribuno cómo comenzaron a diversificar su marca de tatuajes El Hierofante en una línea de ropa y zapatillas con estilo pin up y rockabilly.
¿Por qué vendés esta ropa?
Porque me gusta la estética y no porque entienda de ropa. Nosotros hace mucho tiempo que decidimos estar bien con nuestra imagen. Por lo general uno se siente mal con su propio cuerpo y eso te hace bajar la autoestima. Al conocer la movida psychobilly y horror punk, comenzamos a transformar nuestros gustos y nos dimos cuenta de que cualquier persona se puede ver y sentir genial con solo tener actitud y estilo.
¿Cómo definirías estos estilos?
El pin up, para mujeres, es un estilo que celebra lo más sexy de la mujer, realzando su cuerpo natural, lleno de curvas y de grandes caderas. Todo lo contrario de la careta que te muestran los medios, de mujeres raquíticas.
El rockabilly, para los hombres, es muy loco porque es una manera de estar pituco sin ser de la alta sociedad. Se trata de vestirse bien con ropas entalladas, pero sin necesitar para ello presupuestos altísimos.
¿Hay competencia en Salta?
El estilo pin up y rockabilly contemporáneo está muy ligado al tattoo, la música punk, el psychobilly, el horror punk, etcétera; pero es casi inexistente en Argentina, imaginate en Salta, por eso nosotros le vemos potencial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Andrea Ivanna  Núñez
Andrea Ivanna Núñez · Hace 11 meses

Está muy bueno tener un estilo propio, alejado d los dictados caprichosos de la moda.