La decisión popular de los británicos de abandonar la Unión Europea representó un costo financiero excepcional para los mercados internacionales. Si tomamos como referencia la evolución de distintos índices del mundo, la caída del viernes pasado y el lunes significó pérdidas por tres trillones de dólares. Es decir, considerando información perteneciente al S&P Global, uno de los índices financieros de mayor relevancia a nivel internacional, el monto materializado en pérdidas en las últimas dos sesiones únicamente se puede comparar con las generadas en la crisis financiera del 2008. Con base en este nuevo escenario internacional, veremos distintas opciones de inversión.
Frente a un escenario de alta volatilidad, el oro tuvo durante las últimas cuarenta y ocho horas el mayor salto en su cotización desde fines de septiembre de 2013. Por ello, si consideramos que la volatilidad que enfrentan los mercados permanecerá en los próximos meses, aquellos activos de bajo riesgo cobran relevancia. Como reflexión, a comienzo de 2016, es decir, en enero, tuvimos el peor comienzo financiero de la última década, que tuvo base en los malos resultados y las proyecciones macroeconómicas de la economía china. Luego, los mercados lograron recuperar los niveles precrisis de enero y en estos dos últimos días volvemos a ver un mercado que ajusta en promedio 10 por ciento.
Consideramos que las expectativas de futuros procesos de volatilidad siguen vigentes y se fundamentan en la fragilidad de la mayoría de las economías desarrolladas. Estados Unidos, Europa, China y Japón se encuentran administrados por Bancos Centrales que mantienen la tasa de interés prácticamente en cero para hacer frente al proceso endémico de crecimiento global que enfrenta el mundo. Por ello, la volatilidad está instalada como una nueva herramienta financiera que puede ser útil para aquellos con timing suizo, pero muy contraproducente para aquellos que deciden tomar posiciones cortas, a la espera de resultados en el corto plazo.
¿Tuvo impacto negativo el Brexit en la deuda argentina? Si tuviéramos que hacer el razonamiento financiero con base en el análisis presentado anteriormente, probablemente la deuda de los países emergentes debería haberse visto afectada por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Sin embargo, la evolución en los precios de la deuda argentina prácticamente no tuvo impacto negativo en los títulos más largos de nuestro país. Bonar24, título con vencimiento en mayo de 2024, mantiene un precio de 114,5 dólares, con un rendimiento anualizado que alcanza el 6 por ciento. En el caso de Bonar26, título público con vencimiento el 22 de abril de 2026, su cotización ronda los 107,5 dólares y genera una rentabilidad anualizada en el orden del 6,45%. Ambos títulos tienen un plazo para su vencimiento menor a diez años. Por ello, considerando este escenario de alta volatilidad en los mercados y destacando que la deuda argentina prácticamente no sufrió las consecuencias de Brexit, consideramos que Argentina representa una de las plazas financieras más atractivas para realizar inversiones en renta fija. Sólo para tener algunas referencias de rendimientos, los títulos chilenos a diez años rinden el 3,4% anual en dólares y si analizamos lo que sucede en el resto de los países desarrollados, las tasas prácticamente están en niveles de cero o resultan ser negativas. Nuestra visión es que el Brexit impulsará en mayor medida las bajas tasas en el mundo desarrollado.
¿Oportunidad de comprar acciones? Como todo dilema, la volatilidad ofrece un abanico de opciones de acuerdo con la visión de cada inversor. Es interesante destacar que, en tan sólo dos días, la mayoría de los índices financieros internacionales tuvieron recortes en el orden del diez por ciento. Si consideramos la opción de que Gran Bretaña pueda modificar dicha decisión y luego de los tres millones de firmas que presionan para que un nuevo referéndum se trate en el Parlamento del país inglés, comprar acciones y diversificar la cartera puede ser una opción muy interesante. Recordemos que, en enero, los mercados ajustaron alrededor del 15% y en tan sólo 5 meses la mayoría de los índices habían recuperado el nivel precrisis china de comienzo de 2016.
Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora