Empleando un sinnúmero de colores, técnicas, trazos y texturas, estudiantes de todos los niveles se pusieron manos a la obra y pintan un mural de nada más y nada menos que 60 metros de largo por 2,50 de alto, en la localidad de La Merced. Se trata de una pared lindera del Complejo Educativo Valle, "lienzo" sobre el que chicos desde primer grado de la primaria hasta los de nivel secundario y del último año del profesorado de Educación Física expresan su creatividad. El enorme muro se ha convertido así en una verdadera galería de arte.
En diálogo con El Tribuno el Lic. Carlos Nasser, director del establecimiento, contó: "este proyecto se trata de una invitación para que se expresen. La actividad tiene un alto valor pedagógico. Son los propios chicos quienes eligen los motivos de su producción. Los docentes solo los acompañan y los guían. En el caso de los estudiantes de primaria también cuentan con el acompañamiento y ayuda de sus papás".
Por sus dimensiones, se trata del mural más extenso del Valle de Lerma. Por sus dimensiones, se trata del mural más extenso del Valle de Lerma.
Nasser explicó: "La idea es que la institución se convierta en un centro de reunión, de encuentro de la familia. La vida moderna y las exigencias de estos tiempos hace que muchas veces el papá y la mamá tengan que trabajar todo el día, por lo que escasean los espacios para compartir con los hijos. Queremos contribuir en ese sentido a rescatar la convivencia, retornar a los valores de la familia, que son los pilares de nuestra sociedad. Y el proyecto tiene buenos frutos es emocionante ver la participación de los papás, en la confección de los murales, que son muy variados en los motivos, cada grupo plasmó ideas distintas en cada pintura".

Ideas y momentos

A lo largo de la historia el muralismo apuntó a manifestar sentimientos y expresar ideas de los momentos que a cada uno le toca vivir. El arte en general debe cumplir esa función social, que en La Merced buscan resaltar.
En el proyecto del Complejo Educativo Valle de Lerma se utilizaron materiales aptos para exteriores, porque la idea es que las obras duren varios años. Por ese motivo se eligieron pinturas con base de aceite, acrílicas y también látex. Previamente se colocó una base blanca a lo largo de los casi 60 metros del muro. Los tramos ya terminados fueron cubiertos con una capa de sellador, que incrementa la durabilidad y facilita la posterior limpieza, en caso de ser necesaria.
Por sus dimensiones, se trata del mural más extenso del Valle de Lerma.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora