Una de los grandes temas de la campaña de María Eugenia Vidal para la Provincia fue la corrupción, consecuente con la línea de Cambiemos, un espacio que se construyó como un ámbito de política relativizada en sentido estricto y moral, si se quiere. Una vez dada la sorpresa de los comicios al ganar un histórico bastión peronista, la exvicejefa porteña está convencida en avanzar con los casos de corrupción que le trasladan sus funcionarios en reuniones de Gabinete y charlas privadas. Luz verde de Macri. Vidal tiene el visto bueno del Presidente para ir a fondo con los casos de corrupción, pudiendo avanzar en la conformación de expedientes. Las denuncias se presentarán pronto en la Justicia. El Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) sería uno de los principales emblemas de saneamiento de la corrupción. Otro caso es el del Ministerio de Trabajo bonaerense. Allí se hallaron irregularidades de empleados que cobraban salarios abultados y no trabajaban.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora