Científicos franceses que trabajan en el proyecto QUBIC (Q&U Bolometric Interferometer for Cosmology) evaluaron en la Puna salteña la posible instalación de seis superantenas para estudios de física solar e investigaciones sobre la evolución del universo, los agujeros negros y lejanas galaxias.
Los relevamientos se focalizaron en Alto de Chorrillos, donde antes de fin de año se iniciarán las obras de montaje del radiotelescopio LLAMA ( Large Latin America Millimeter Array), un emprendimiento astronómico binacional en el que Argentina y Brasil invertirán cerca de 20 millones de dólares.
Jean Christophe Hamilton y Sotiris Loucatos, investigadores especializados en física nuclear, astropartículas y cosmología, visitaron el sitio ubicado a 4.790 metros sobre el nivel del mar y a 20 kilómetros, en línea recta, de San Antonio de los Cobres, acompañados por Etienne Saur, agregado científico de la Embajada de Francia en Argentina.
También integraron la comitiva Beatriz García, doctora en astronomía de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), y José Germán Viramonte, doctor en geología, investigador superior del CONICET y coordinador del proyecto LLAMA en Salta.
Tras el Big Bang
Con los estudios de campo, concretados entre el martes 22 y miércoles 23 de septiembre, comenzó a evaluarse la factibilidad de montar, en las inmediaciones del megatelescopio LLAMA, un sistema complementario de radioantenas con capacidad suficiente para medir las variaciones en la polarización de la radiación de fondo generada por el Big Bang (la Gran Explosión). Dicha información se considera fundamental para avanzar en el conocimiento de la génesis de nuestro universo.
Tras inspeccionar el enclave de Alto de Chorrillos, que tiene 400 hectáreas reservadas para emprendimientos científicos, los investigadores europeos destacaron la aptitud ambiental del sitio, como también los servicios y facilidades previstos para el proyecto LLAMA, que posibilitarían una estrecha colaboración entre ambos proyectos.

Un telescopio en camino
Las primeras piezas del observatorio LLAMA ya llegaron a la Argentina. El pasado 17 de septiembre llegaron al puerto de Zárate, en Buenos Aires, las bases del radiotelescopio que operarán organismos argentinos y brasileños en Alto de Chorrillos. Las piezas fundacionales de la superantena, de 12 metros de diámetro, fueron fabricadas por Vertex, una empresa tecnológica alemana en su planta de Druisburgo. Pesan más de 130 toneladas.
LLAMA es un emprendiendo binacional financiado por la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Brasil). También participan el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), la Universidad de Sao Paulo, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional de Salta.
Por la Provincia, colaboran el Ministerio de Educación, la Secretaría de Ciencia y Tecnología, la Fundación Capacit-Ar del NOA, la Empresa de Recursos Energéticos y Mineros (REMSa) y Vialidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...