Dos familias de Campo Santo debieron ser restacatadas por la crecida del río Mojotoro. Se trata de la familia de Ramón González, que vive cerca del río, donde la ruta provincial 12 une la ciudad de Campo Santo con la localidad de Cobos, y de un hombre.
En total, fueron rescatadas cinco personas: Rubén Guaymás, Valeria Flores (18) y tres menores.
El rescate se ejecutó en dos viajes: en el primero fueron llevados a un lugar seguro Valeria y su hermana Lucrecia (14), sus otros dos hermanos de 16 y 17 años se negaron a abandonar sus pertenencias. Los González viven en un modesto rancho con corrales para la cría de animales.
También fue rescatado en un segundo viaje Rubén Guaymás. "Fui a las 10 de la mañana a recoger unas verduras que sembramos en el lugar y vi incrédulo cómo había crecido el río. No sabía hasta dónde crecería y cuando quise volver ya no pude", expresó Guaymás.
Ramón González, de 45 años, no se encontraba con su familia en el rancho y fue un preocupado espectador de lo que estaba ocurriendo. "No tengo ningún lugar en el cual poder construir una pieza, por eso vivo cerca del río. El año pasado me ocurrió lo mismo y nadie me da una mano. Quiero construirme una casa, pero necesito un terreno. A los animales los seguiré criando en esta zona, si a ellos se los lleva el agua no me importa, pero sí a mi familia, necesito un lugar donde vivir", imploró Ramón.
Los González fueron trasladados a un refugio hasta que las aguas del río bajen y puedan retornar a su hogar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora