El presidente de Bolivia, Evo Morales, enfrenta la mayor crisis social en más de una década en el poder, tras el asesinato de un viceministro a manos del poderoso sector de los mineros artesanales, que exigen asociarse con privados para hacer frente a la caída en los precios de los metales. Y en el enfrentamiento fallecieron dos empleados de la mina.
El mandatario boliviano calificó de "conspiración política" el secuestro y asesinato a golpes del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, ocurrido ayer en la localidad de Panduro, 130 kilómetros al sur de La Paz, adonde el funcionario había acudido para intentar dialogar con los mineros tras tres días de cortes de carreteras que dejaron dos manifestantes muertos en choques con la policía.
"Esta es una conspiración política, no una reivindicación social", dijo Morales en rueda de prensa. "Los opositores respaldan" la demanda de los mineros. "El fallecimiento del hermano viceministro es una actitud cobarde... fue secuestrado, torturado y asesinado", agregó el mandatario.
Los miles de mineros movilizados producen principalmente zinc, estaño, plata, concentrados de plomo y oro, en cooperativas que ellos mismos administran con precaria tecnología y reducido capital. Suman más de 100.000 en todo el país y son muy influyentes por su gran poder de movilización y generación de empleo.
Tras las declaraciones de Morales, uno de los principales líderes de la oposición, el empresario Samuel Doria Medina, rechazó las insinuaciones y dijo que el gobierno debería buscar la paz. "Los precios de los minerales bajaron y los costos de producción se incrementaron, ese es el origen de la protesta", dijo.
Por su parte el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), líder de la tercera fuerza política, sostuvo que "haría bien que Morales sea autocrítico y deje de lado falsas teorías de conspiración y de culpar a la derecha y a los medios de comunicación, cuando el trasfondo de estas protestas es la crisis".
Illanes fue secuestrado el jueves por la mañana en Panduro por mineros enardecidos tras la muerte de dos manifestantes el miércoles en choques con la policía. Según la autopsia, el funcionario falleció por un traumatismo cerebral y torácico. Mientras duró el auge de los precios los mineros artesanales fueron aliados del presidente Morales y lograron escaños en el Poder Legislativo, dominado por el gobernante Movimiento al Socialismo. Las carreteras amanecieron despejadas el viernes, según el ministro de Trabajo Gonzalo Trigoso. Los dirigentes mineros se replegaron a sus campamentos y no respondieron las llamadas de la prensa. En tanto, siete dirigentes mineros fueron detenidos por la policía en un allanamiento en sus oficinas. La estabilidad económica ha sido la mayor fortaleza de Morales. A pesar de la caída de ingresos, se estima que el producto bruto interno del país crecerá 3,9%, la tasa más alta de Sudamérica. No hay antecedentes recientes de funcionarios de gobierno ejecutados por manifestantes.
Estos hechos de violencia ponen de manifiesto a todo un país que trabaja y trabaja y no le dan ningún beneficio.

Era un político que defendía al trabajador

illianes bolivia

El viceministro de Régimen Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, estuvo secuestrado por mineros que bloquean desde hace tres días las carreteras de Bolivia, y el jueves a la noche fue asesinado a golpes por un grupo de trabajadores mineros. Illanes fue docente titular en la facultad de Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), donde estudió su pregrado. Siempre luchó por el entendimiento entre el gobierno y los trabajadores, y tenía un perfil muy bajo aun tras ser nombrado en el cargo.
Antes de ser elegido en marzo para el despacho de Régimen Interior, Illanes fue viceministro tanto de Coordinación y Gestión Gubernamental, como de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas.
En 2006 fue asesor jurídico del presidente boliviano Evo Morales, y luego ejerció como superintendente de Servicio Civil. Illanes se declaró militante de corazón del Movimiento de Izquierda, sin embargo, formaba parte del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS). El jueves el ministro de la presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, había exigió la liberación de Illanes y pidió la "apertura por parte de los cooperativistas mineros para mejorar el clima de diálogo".



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora