El artículo quinto del proyecto de Cornejo, que fue aprobado ayer, apunta que los locales nocturnos bailables "que se proyecten y habiliten en las áreas definidas" por el Departamento Ejecutivo Municipal "estarán exentas de las tasas y contribuciones municipales". El beneficio no será de forma permanente aunque se estipula que se extienda por al menos cinco años.
Se argumenta que, de esta manera, se promoverá la mudanza pronta de los boliches, y se crearán espacios donde se concentren este tipo de establecimientos de dispersión nocturna. Tal situación, fundamentó Cornejo, beneficiaría el montaje de los operativos de seguridad en horas de la madrugada, al tiempo que favorecería la no confrontación entre las personas que eligen esa forma de divertimento y los vecinos cercanos a las zonas donde actualmente hay boliches.
A "aquellos proyectos que incorporen aspectos de innovación tecnológica y/o adopten medidas ambientales sustentables previstas en normativas nacionales, provinciales y/o municipales", se les otorgará la posibilidad de extender el marco tributario de exención.
Por último, además de ese régimen especial a nivel municipal, "se procurará el otorgamiento de similares incentivos por parte de la Provincia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora