Los trabajadores municipales de Coronel Moldes nucleados en los gremios de UPCN y ATE decidieron continuar con los cortes de la ruta nacional 68 aunque el intendente Osvaldo García realice el pago parcial del aguinaldo el sábado.
Los huelguistas exigen la cancelación total de los meses adeudados y la regularización de los 975 pesos que también adeuda la actual administración municipal.
Ayer, desde las 8 de la mañana, un nutrido grupo de empleados y obreros municipales de Coronel Moldes acompañados por sus familiares realizaron diferentes cortes en la ruta nacional 68, a la altura del acceso norte a esta localidad del sur del Valle de Lerma.
"Queremos llamar la atención del gobernador Urtubey para que sepa la realidad del municipio y sus trabajadores. Nuestro problema no es igual a de los otros municipios, como Cerrillos o El Tala. En Moldes el intendente que fue reelecto mal administró las cuentas públicas y ahora no sabe con qué pagarnos" contó a El Tribuno Fernando Coronel, de UPCN.
Y agregó que "si García paga parte del aguinaldo el sábado, como dio a entender, el lunes volveremos a la manifestación. Queremos cobrar todo lo que nos debe".
Los municipales llevan 24 días de manifestaciones. Piden la presencia de funcionarios provinciales para que garanticen el compromiso del intendente de saldar todas las deudas.
Precisamente, el delegado de ATE de Moldes, Omar Carrasco, aclaró "desde la comuna dicen que nos deben solo diciembre. Pero esto no es verdad. En esta planilla que tenemos surge que hay compañeros que todavía no cobraron el mes de junio y la primera cuota del SAC. García muestra su planilla donde hay pagos del mes de noviembre, pero el resto de los meses no figuran como cancelados. Es todo un desorden. Y nadie dice nada. Ni los legisladores ni los ministros. Todos apañan esta pésima administración municipal".
A casi un mes de protesta, los ánimos de los municipales están caldeados. La manifestación se traslada a la ruta nacional 68 y frente a la sede comunal. García no responde el teléfono. Y el dinero no aparece. Pasaron las fiestas de fin de año y Reyes sin un peso.
Por otro lado la extensa fila de vehículos que se observaba esperando que se levanten los cortes de la ruta inquietaron a las autoridades provinciales, que aún no se comunicaron con los trabajadores en huelga.
Ocurre que el flujo vehicular por el turismo es masivo en esa vía nacional, tanto hacia los Valles Calchaquíes, con Cafayate como buque insignia, como al dique Cabra Corral, y en pocos minutos se juntaban cientos de coches a cada lado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia