El municipio de El Tala es uno de los tantos de la provincia que está sufriendo los avatares del despilfarro ocasionado por el intendente saliente que entregó su mandato el 10 de diciembre pasado. En el caso de marras, el actual jefe comunal Andrés Mellado determinó que su antecesor se fue sin rendir un monto de 840 mil pesos en efectivo.
Por ese motivo, la semana pasada le envió a Paz una cédula de notificación intimándolo a devolver esa suma en un plazo de cinco días. Ese plazo vence hoy, y en caso de que el exintendente no efectúe el depósito correspondiente en la cuenta bancaria del municipio, Mellado anunció que iniciará las acciones legales del caso. "En principio, no quisimos judicializar este tema y por eso optamos por enviar a Paz una cédula de notificación para resolver en buenos términos esta cuestión", expresó Mellado a El Tribuno.
Sin embargo aclaró que en caso de que el exintendente no responda en forma afirmativa al reclamo se verá obligado a iniciar acciones legales. "Mi obligación como intendente es cuidar los intereses del municipio porque para eso fui elegido, pero si tenemos que llegar a la Justicia lo vamos a hacer", sentenció Mellado. Dijo que para zanjar esta situación trató de reunirse en varias oportunidades con el jefe comunal saliente, pero que jamás lo pudo lograr por la negativa de éste.
Andrés Mellado INTENDENTE "De acuerdo a las estimaciones que hacemos, el faltante de dinero en el municipio podría superar los dos millones".
"Lamentablemente no pudimos tener un transición ordenada y fue así que nos encontramos con un municipio totalmente deteriorado", aseguró el intendente de la pequeña población sureña. "Uno de los problemas más graves que tuvimos que afrontar, apenas asumimos, fue el pago del mes de noviembre, pese a que los fondos habían sido depositados por la Provincia, pero Paz lo desvió para otras cosas", aseguró. También comentó que se determinó una deuda importante con Edesa, con el gremio de ATE y con una gran cantidad de proveedores.
Además Mellado calificó de "deplorable" el estado del parque automotor, del que según dijo desaparecieron hasta las herramientas. "De las diez desmalezadoras que había solo encontramos una y así una serie de elementos que el municipio necesita para cumplir con su labor", refirió. Frente a lo expuesto el intendente taleño aseguró que "con mucho esfuerzo, en los pocos días que llevamos al frente del municipio, le estamos poniendo el pecho a las balas porque son muchos los problemas que debemos resolver. Estimamos que de a poco vamos a ir reacomodando las cosas porque nuestro objetivo es cumplir en un todo con el compromiso que asumimos ante la gente, quien es consciente del estado en que encontramos el municipio".
Un faltante mayor
El intendente Mellado señaló además que la auditoría en el municipio todavía no concluyó y estima que el faltante de dinero puede ser mucho mayor a los 850 mil pesos que por ahora intimaron a Paz a que devuelva. "Necesitamos ese dinero con carácter de urgente para cubrir la deuda con Edesa y con el sindicato", expresó. Y agregó: "Esperamos que el intendente saliente reflexione sobre esta situación porque de lo contrario estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias. Contamos con todas las pruebas de lo que estamos reclamando".
Por lo demás, el jefe comunal sostuvo que a nivel administrativo las cosas están funcionando con normalidad. "Por suerte logramos reacomodar la cuestión salarial de los trabajadores", indicó. Dijo que en estos momentos el municipio está abocado a las tareas de poner en funcionamiento el deteriorado parque automotor, de los operativos limpieza y de los preparativos de la fiesta del carnaval con un gran espectáculo previsto para el 7 de febrero próximo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia