Las complicaciones de las mujeres para acceder al campo laboral exceden a su condición de madres, ya que los empleadores toman en consideración la sola posibilidad que en algún momento puedan convertirse en tales. Así lo confirman los dichos del director general de la consultora GPS y licenciado en Recursos Humanos, Juan Facundo Ibáñez, quien dialogó con este medio.
Según el especialista, la visión de recursos humanos que se tiene en la provincia y en el país es conservadora y termina por obligar a las mujeres a decidirse por su trabajo o por su vida familiar, como si se tratara de ámbitos que se excluyen entre sí.
"En el mercado laboral salteño y argentino hay mucho prejuicio respecto de las mujeres y la maternidad, estamos atrasados en comparación con países europeos o norteamericanos", afirmó Ibáñez y puntualizó en referencia a ello que "esos países, cuando realizan búsquedas de personal, no requieren que en los perfiles se presente información sobre el estado civil y los hijos, mientras que aquí es un requisito brindar esas precisiones".
En cuanto a la obligación de presentar ese tipo de datos en las selecciones de personal, el director de GPS agregó que "hay un marco legal que prohibe indagar en esos aspectos, sin embargo no se respeta". Completó su posición añadiendo: "Se piensa que una madre joven, más aún si es soltera, no tiene posibilidades de cumplir satisfactoriamente con su trabajo porque tiene que dividir su tiempo entre ser madre o ser trabajadora", y calificó a esa perspectiva como "sumamente conservadora" y "equivocada".
Según el especialista, el rendimiento de las mujeres se potencia cuando la empresa que la contrata contempla que ella puede realizar múltiples cuestiones y asumir diversas responsabilidades, tanto a nivel profesional como personal. Eso generaría mayor implicación con la cultura organizacional y, por lo tanto, suscitaría más interés de la trabajadora por hacer eficiente su desempeño.
Complementar
A pesar de ese prisma conservador que describe el licenciado en Recursos Humanos como mayoritario entre los empleadores salteños y argentinos, reconoce que algunas empresas afincadas en la provincia introducen las visiones de vanguardia que están en boga en otras regiones del mundo.
"Hay empresas, sobre todo las de origen extranjero, que en vez de esta dicotomía entre vida y trabajo, dan opciones para compatibilizar las dos cosas y así contener a las madres jóvenes", asegura Ibáñez. Destacó que este tipo de empresas "le permite a las madres tener horarios flexibles, cumplir tareas desde su casa y de esta forma seguir sintiéndose útiles e importantes para el funcionamiento de la organización".
De todas maneras, reconoció que esas factorías tienen poco despliegue en Salta y que solo absorben una parte exigua de la cantidad de trabajadores disponibles. Sin tener estudios estadísticos concretos, estimó que "solo el 10%" del volumen de empleados es tomado por este tipo de empresas con una visión de recursos humanos más progresista.
Horas de trabajo
El 24% de las mujeres que son madres y trabajan lo hacen más de 45 horas por semana. De las que trabajan pero no son madres, solo un 15% destina ese tiempo a sus ocupaciones laborales. El 34,2% de las madres trabajadoras destina 35 horas semanales, y de ellas, el 15,8% asegura que desea conseguir más oportunidades para ampliar sus ingresos.

Opciones gubernamentales para madres jóvenes

El Gobierno tiene carteras específicas del mundo laboral y la educación. Desde el Ministerio de Educación, titularizado por Analía Berruezo, se informó que si bien no hay programas o planes específicos, hay algunos que tienen como fundamento principal la contención, y que por ello se contemplaría de esta forma a las estudiantes que se convierten en madres.
"En el Ministerio tenemos programas de Educación Sexual Integral (ESI), Centros de Actividades Juveniles (CAJ), Polos de Reingreso, coros y orquestas escolares, el Plan Fines, Escuelas Abiertas, el Plan de Mejora Institucional, gabinetes interdisciplinarios, abordaje de la violencia y líneas de alfabetización", afirmó la vocera oficial.
Los ministerios de Trabajo y Educación, Ciencia y Tecnología son aquellos sobre los que recae la responsabilidad de velar por los circuitos laborales, las relaciones sociales en torno del trabajo, y los sistemas de educación y sus consecuentes relaciones respectivamente. El Tribuno consultó a voceros de ambas reparticiones para conocer de qué manera se aborda la situación de las madres jóvenes.
Desde la dependencia que encabeza Eduardo Costello, se aseguró que en cuanto a inclusión laboral, lo que se intenta es ensayar un abordaje integral, y que por ello no se plantean estrategias específicas para los casos de maternidad joven.
También se reconoció que no se elaboran estadísticas puntuales y que no se tiene programado concebir un plan especial ni ninguna forma de encarar las experiencias de las madres jóvenes que se encuentran con dificultades para acceder al mundo del trabajo.
cuadro infografia.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora