Con una concurrencia de cerca de mil personas que arribaron de distintas localidades de nuestra provincia y provincias vecinas, dio inicio el pasado viernes en Güemes, el 1º Congreso Eucarístico Arquidiocesano Provincial.
La apertura tuvo lugar en el complejo polideportivo municipal con la presencia del monseñor Mario Cargnello, quién participó de las tres jornadas, que culminaron el domingo con la procesión de Corpus Christi.
"Estos congresos se llevan a cabo en momentos importantes de la vida de los pueblos, estamos próximos a celebrar los 200 años de la declaración de nuestra independencia, el país está atravesando por un momento difícil. Esto nos lleva a tratar temas relacionados al bicentenario, durante el desarrollo del congreso, como la participación de la Iglesia en la lucha por la Independencia, la necesidad de la unidad familiar, entre los vecinos, un mayor acercamiento a Dios como único camino para lograr esta unidad", expresó Cargnello.
Güemes fue elegida como sede para este congreso, entre otros aspectos, debido a la activa participación que tuvo durante los años previos a la declaración de nuestras Independencia.
En este departamento tuvieron lugar importantes acontecimientos históricos que posibilitaron la realización del Congreso en Tucumán, por aquí pasó gran parte de la historia de nuestro país, batallas, escaramuzas, reuniones, acuerdos entre patriotas que fueron fundamentales, sin ellos tal vez Tucumán no hubiera estado lo suficientemente segura.
"El congreso tuvo momentos de grandes motivaciones para nuestra parroquia", dijo el sacerdote Ángel Casimiro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora