El encuentro de autos clásicos del NOA comenzó el sábado a la tarde y continuó el domingo, con muy buena cantidad de público en Rosario de la Frontera. Organizado por el club Fairlane Salta y auspiciado por la dirección de Turismo municipal, se realizó el Segundo Encuentro Regional. Tomaron parte más de 50 autos y camionetas de todas las marcas, procedentes de Jujuy, Salta, Tucumán y Catamarca.
Los responsables de la organización agradecieron a los vecinos su colaboraron con alimentos no perecederos para el asilo de ancianos Niño Jesús de Praga, institución que ya recibió los donativos.
"Esto es siempre así. La solidaridad es una de las notas características de los encuentros y el de Rosario de la Frontera no fue la excepción", dijo a El Tribuno Eric Varales Nanterne, responsable de la organización.
Hubo espacio, además, para agradecer especialmente a los integrantes de los distintos clubes y agrupaciones de autos clásicos que decidieron formar parte de esta actividad solidaria. "Participaron más de 50 autos de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, además de los autos locales", expresó Varales Nanterne.
También dijo: "Realizamos primero una exhibición estática en la plaza Independencia, luego fuimos en caravana por el centro de la ciudad en homenaje a los Héroes Caídos en Malvinas. Todos los vehículos llevaban un banderín de Argentina y finalizamos en el Club del Dique, donde se acampó y se hizo una comida para todos".
La actividad continuó el domingo. "Arrancamos a las 10 de la mañana con la entrega de premios y los certificados a cada persona y a cada club participante. La movida luego continuó en el Asilo de Ancianos, donde se hizo entrega de los alimentos que recibimos de los participantes en la inscripción y de los propios vecinos que nos visitaron", contó Varales Nanterne.
Testimonios
Juan Ángel Riso, propietario de un Ford Falcon modelo 1984, fue uno de los participantes del encuentro. "Es la primera vez que participo de un acontecimiento de estas características. La verdad fue algo emocionante y una experiencia inolvidable", expreso a El Tribuno el joven oriundo de Rosario de la Frontera.
En cuanto a su vehículo, dijo: "Es un Ford Falcon modelo 1984 color rojo, tiene 72.000 kilómetros, todo original y fue un regalo de una tía".
A su turno, Sergio Romano, miembro del Chevy Club de Tucumán, manifestó: "Vinimos hasta Rosario de la Frontera para apoyar esta iniciativa y fundamentalmente dar una mano a los abuelos del asilo que están necesitado de una mano amiga".
"Es un cable a tierra y nos damos el gusto de sacar a rodar estos lindos aparatos para que la gente los conozca, ya que quedan muy pocos en el país", manifestó sobre su participación en el encuentro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora