Funcionarios de la ciudad boliviana de Villamontes, interesados en la puesta en marcha de los quioscos saludables que funcionan exitosamente en colegios privados y escuelas públicas salteñas, visitaron el colegio San Antonio y la escuela Manuel Belgrano de Tartagal para conocer la implementación como una opción a las golosinas.
Raimundo Castillo, edil de la localidad ubicada a 90 kilómetros de la frontera, junto a una nutricionista y medios de comunicación, se entrevistaron con docentes y encargadas de los quioscos que diariamente ofrecen jugos, licuados, ensaladas, brochettes de frutas de estación y gelatinas, alimentos sanos y más económicos que los envasados.
Nélida Monier, directora del colegio San Antonio, explicó que "no se trata de imponerles a los niños estos alimentos saludables, sino que sean una opción para los chicos, lo que replicaría luego en sus hogares con nuevos y mejores hábitos alimenticios".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora